• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Venezolanos en Colombia empiezan a sentir efectos de la xenofobia

El diputado Walter Márquez, acompañado del diputado del Consejo Legislativo, Gustavo Delgado; y del concejal del municipio Bolívar, José Luis Guerrero

El diputado Walter Márquez, acompañado del diputado del Consejo Legislativo, Gustavo Delgado; y del concejal del municipio Bolívar, José Luis Guerrero

Recordó que de siete presidentes de la República que ha tenido el Táchira, cuatro son descendientes de colombianos, y uno se casó con una connacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El diputado a la Asamblea Nacional, Walter Márquez, lamentó que “ahora en el vecino país se esté desatando la xenofobia en contra de los venezolanos que allí habitan, siendo que no serían los ciudadanos de este país los responsables de lo ocurrido en la frontera. Por lo tanto, exhortan al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, para que no culpe de las deportaciones de sus ciudadanos a Venezuela, sino al gobierno venezolano”

Acompañado del diputado del Consejo Legislativo Estadal –CLE-, Gustavo Delgado, y del concejal del municipio Bolívar José Luis Guerrero, Márquez expuso que: “Tenemos que diferenciar para evitar que exista una práctica xenofóbica en Colombia; sin embargo, los ciudadanos venezolanos no están de acuerdo con ello, por lo que no deben ser castigados por delitos que no están cometiendo”, dijo.

Reiteró su rechazo a los “desalojos masivos” del sector La Invasión del municipio Bolívar, y explicó que estos “violan el debido proceso migratorio”, que está garantizado por normas internacionales. “El desarraigo de las familias, atenta contra normas nacionales e internacionales de protección a la familia. Ni aún en estados de excepción se puede suspender el debido proceso, ni la protección de la familia”.

“También se han afectado los derechos del niño y del adolescente que están protegidos por tratados internacionales y por normas nacionales. Estamos en presencia de graves delitos de lesa humanidad, que identifican actitudes xenofóbicas de Nicolás Maduro, Vielma Mora y el alto mando militar”, expresó.

Destacó el parlamentario que el Táchira es un estado integracionista, producto de la migración internacional y nacional. “En la época de la guerra federal, vinieron una gran cantidad de emigrantes de Apure, de Barinas. Durante el intercambio comercial con el mercado internacional del café, vinieron muchos emigrantes del Zulia. Después de las guerras europeas también llegaron ciudadanos españoles, italianos y de otras nacionalidades. Lo mismo pasó en Colombia cuando después del Bogotazo, del asesinato de Gaitán, se aceleró la inmigración colombiana hacia nuestra región”, dijo.

Recordó que “de siete presidentes de la República que ha tenido el Táchira, cuatro son descendientes de colombianos, y uno se casó con una connacional.  Juan Vicente Gómez, Marcos Pérez Jiménez, Carlos Andrés Pérez y Ramón J. Velásquez, son descendientes de colombianos. El presidente Cipriano Castro se casó con doña Zoila de Bello quien es de origen cucuteño”.

Por lo anterior, dijo, “a lo largo del tiempo en el Táchira se ha practicado la xenofilia; es decir, el afecto al extranjero. Distinto a la xenofobia que puso en práctica el gobierno venezolano, específicamente del presidente Nicolás Maduro que, aún cuando su mamá nació en Cúcuta; su hermana en Bogotá, y que su padre estudió en Ocaña, desarrolló una práctica xenofóbica contra los colombianos en Venezuela”.

Márquez precisó que “al momento de fallecer la madre de Maduro, éste la presenta en el acta de defunción como que nació en la ciudad de Rubio, municipio Junín, ocultando con ello el origen colombiano”.

Exhortó al chavismo nacional e internacional y al Psuv a fijar posición frente a las prácticas xenofóbicas, al tiempo que anunció que presentará las pruebas que “demuestran que distinto a lo afirmado por el Presidente de la República, el vicepresidente y el Gobernador del Táchira,  la zona conocida como La Invasión, dividida en consejos comunales y barrios populares como: Ezequiel Zamora, Mi pequeña Barinas, La Guadalupe y Ché Guevara, se desarrolló con el aval del gobierno nacional y de las alcaldías bolivarianas que gobernaban para la época”.                                                          

Reseñó La Nación.