• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Usuarios denunciaron privilegios para militares en compra de mercancía

Las colas de Porlamar se trasladaron a Juangriego | Foto Dexcy Guédez

Las colas de Porlamar se trasladaron a Juangriego | Foto Dexcy Guédez

Los anaqueles se están quedando vacíos y los trabajadores temen perder empleos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luego de que se agotaron los inventarios de electrodomésticos en las grandes cadenas y demás establecimientos de Porlamar, los margariteños han comenzado a concentrarse en algunas tiendas de Juangriego con el fin de adquirir especialmente, televisores, lavadoras y neveras.

En comercial Rita, ubicado a la entrada de esa ciudad, cientos de personas se aglomeraron ayer desde tempranas horas de la madrugada para poder entrar y realizar algunas compras. Sin embargo, los encargados del establecimiento informaron que debido a que se agotaron los inventarios no podrán seguir vendiendo la mercancía al llamado “precio justo”.

Algunos de los consumidores molestos aseguraron tener información que bajo presiones, les están dando prioridad a los militares para que adquieran los electrodomésticos.

Anabell Martínez dijo que se movilizó desde la población de San Juan, en el municipio Díaz, para hacer su cola desde la madrugada y pasadas las 8:00 de la mañana les anunciaron que no habría ventas.

Algunos de los presentes se organizaron para escribirle una carta al presidente Nicolás Maduro, para denunciar la situación y solicitar que ordene investigar el ventajismo con los militares.

Además denunciaron que mientras a los civiles solamente le permitieron comprar un artículo, a los militares les vendieron varios.


Se acabó lo regulado. Los empleados del establecimiento tuvieron que informar a los presentes que se había agotado la mercancía regulada, lo que generó algunas escaramuzas entre los presentes. "¿Qué hacen los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana dentro de la tienda si ya se acabaron los productos regulados?”, se preguntaban los presentes.

María Vargas, una sexagenaria de Porlamar, dijo que desde el lunes está tratando de comprar en ese negocio, pero las largas colas y la intervención de los militares no le permitió.

“Casi una semana perdida para comprarme un televisorcito y no pude. Ahora ¿cuándo lo compraré a esos precios tan altos?”, se preguntó.

Los empleados de la cadena de tiendas Dibs expresaron preocupación debido que al igual que se agotaron los electrodomésticos, el área de juguetes no cuenta con mercancía suficiente.

Calculan que en los próximos 15 días se terminará lo que está exhibido, lo que para ellos representa una inminente pérdida del empleo.

ElDato

Supervisan tiendas de ropa y madereras. Ayer desde tempranas horas de la mañana representantes del Seniat y del Indepabis comenzaron a supervisar las tiendas de ropa en los bulevares de Porlamar y en las madereras para obligarlos a rebajar los precios.