• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Unidad de radioterapia está en cuidados intensivos

Hospital Miguel Pérez Carreño | Raúl Romero

Hospital Miguel Pérez Carreño | Raúl Romero

40 pacientes esperan por el tratamiento, pero los están trasladando a Carabobo, Lara y Distrito Capital

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los oncológicos Miguel Pérez Carreño de Valencia, José María Prada de Barquisimeto y el Hospital Clínico Universitario de Caracas son los centros hospitalarios que reciben a los pacientes de Falcón que requieren del tratamiento de radioterapia, porque se paralizó la Unidad de Oncología Dr. José Ángel Lugo, anexa al Hospital Universitario de Coro Dr. Alfredo van Grieken, luego de presentar fallas constantes desde el mes de octubre.
Cabe destacar que el acelerador lineal de esta unidad presentó una falla mayor en mayo de 2012, lo que ocasionó su paralización.
“La unidad de radioterapia está en cuidados intensivos. No sabemos qué está peor: si los pacientes o el sistema de salud en la región”, afirmó Carlos Acosta, hijo de una paciente, de 58 años de edad, con cáncer de mama.
Al menos 40 pacientes están afectados directamente, pues recibían tratamientos en el momento en que se dañó el equipo.
La queja por parte de los enfermos que no pueden recibir las sesiones en la última fase del tratamiento se ha hecho sentir en la entidad. Esto se suma a otra situación que, aseguran, también los afecta: no hay especialistas en el estado que los puedan atender.
Silfrido Amaya, director del oncológico, dijo que los enfermos de cáncer en Falcón han sido referidos a otros estados, y a través del Ministerio de Salud se obtuvo el pago de la estancia para los pacientes y acompañantes, así como el suministro de comida mientras dure el tratamiento de radioterapia, calculado en un mínimo de seis semanas por paciente.
Hasta ahora se han logrado ubicar 9 pacientes: 4 están alojados en Caracas desde la semana pasada y, desde el lunes de esta semana, 5 pacientes fueron seleccionados para recibir tratamiento. De estos, 2 serán trasladados a Carabobo y 3 al estado Lara.
Jorge Haskour, autoridad única en salud recientemente ratificado por las autoridades del gobierno regional, señaló que se espera que en las próximas semanas se solucione la falla. “Las diferencias entre el Gobierno venezolano y la empresa Meditrom fueron superadas a través del convenio Argentina- Venezuela. Esto debe solucionar el problema del reemplazo de la tarjeta para poner a funcionar la unidad”, afirmó.
Cabe destacar que es la segunda vez que la tarjeta se daña en menos de un mes, pese a que en mayo se quemó la tarjeta general, pero fue reemplazada en octubre.
Las autoridades de salud en la región aseguran desconocer los costos de mantenimiento del paciente y su familiar durante el tratamiento, debido a que el ministerio es el ente que asume los gatos. Sin embargo, para tener una idea: un paciente de radioterapia requiere al menos 20 sesiones, esto es un mes y probablemente una o dos semanas más, de acuerdo con la gravedad de la patología.

Por ahora. Mientras se completa la asignación y distribución y se repara el equipo, se llevan adelante procesos de braquiterapia y gammagrama, previas al tipo de tratamiento que administra la unidad dañada y que, según el personal de la unidad, ha permitido que el estado Falcón se haya constituido en referencia porque administra con precisión altas dosis de radiación sobre un tumor maligno, lo que preserva los tejidos sanos que lo rodean.
Falcón está recibiendo pacientes para estos tratamientos desde el estado Zulia. Los aceleradores lineales de Zulia, Miranda y Mérida están dañados, según Amaya.
Ante la inquietud de la constantemente se queman las tarjetas del único acelerador lineal de la región, Haskour señaló que la idea es colocar protectores de electricidad. “Estos son equipos sofisticados hechos para países donde no haya problemas de fluctuación del servicio eléctrico”, afirmó.
Reconoció que las deficiencias en el suministro de energía eléctrica causan las fallas en los aparatos de tecnología del Hospital General de Coro Dr. Alfredo van Grieken.

Del Cobalto al acelerador lineal
En marzo de 2010 se inauguró formalmente la Unidad de Quimioterapia del Hospital Universitario de Coro Dr. Alfredo van Grieken y la Unidad de Radioterapia Dr. José Ángel Lugo, dependiente de la secretaría regional de salud, en reconocimiento a uno de los precursores de este centro oncológico en la región.
Tres años antes, exactamente en el primer trimestre de 2007, comenzó la remodelación, adecuación y equipamiento de la unidad de radioterapia con una inversión en infraestructura de 2.000 bolívares fuertes y en equipamiento de más de 5.000.000 de dólares a través del convenio Argentina-Venezuela.

Tres años, dos tarjetas quemadas
Con dos años de funcionamiento la unidad de radioterapia en la entidad ha visto mermado su funcionamiento por la crisis eléctrica que durante 2012 registró en la entidad.
Durante los meses de mayo y abril la constante interrupción eléctrica quemó la tarjeta inteligente de la unidad de radioterapia. El acelerador lineal dejó de funcionar por más de cinco meses. La razón: el repuesto debía ser adquirido fuera del país.
No fue hasta el mes de octubre de 2012, cuando entró otra vez en funcionamiento luego de que una comisión de expertos argentinos se instalara por una semana en la región para solucionar el inconveniente. El 24 de octubre comenzó a funcionar con 65 pacientes. Sin embargo, antes de la primera quincena de noviembre se volvió a suspender el servicio por la quema de otra tarjeta distinta de la reparada con anterioridad que, al igual que la anterior, se dañó debido a los constantes apagones que se registran en el estado.