• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Turistas europeos disfrutaron la fiesta

La popular y pintoresca celebración religiosa que se celebró en Lara y Apure se realiza cada 28 de diciembre en homenaje a los santos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miles de turistas venezolanos y extranjeros abarrotaron ayer las calles del pueblo de Sanare, capital del municipio Andrés Eloy Blanco, en el estado Lara, para acompañar a los locos y locainas que, como ya es tradición, cada 28 de diciembre bailan la Zaragoza para honrar a los santos inocentes.

La fiesta cultural-religiosa comenzó a las 4:00 am y estuvo organizada por los "locos", pobladores de la zona que se disfrazan con máscaras y atuendos artesanales elaborados con cintas multicolores, emiten sonidos, hacen sonar los cascabeles que cuelgan de sus trajes y recorren todas las casas de la zona para cargar a los niños.

Los turistas provenientes de países como España, Francia y Alemania mostraron gran admiración por los trajes. Además del intercambio cultural, la cita también permitió que los visitantes pudieran conocer la gastronomía larense y se deleitaron con sus platos típicos preparados con carne de cerdo, maíz y postres con frutas.

Recorrieron calles. Por 14 años consecutivos los Locos de San Fernando recorrieron calles, casas y avenidas de la capital apureña con ocasión del Día de los Inocentes y de la manifestación cultural de las Locainas de Venezuela.

El recorrido realizado por 40 participantes y cerca de 500 personas que asistieron para disfrutar de la tradicional celebración comenzó cerca de la residencia del gobernador en la avenida Primero de mayo. Disfrazados caminaron por las calles y visitaron casas y comercios desde las 8:00 am. Con cantos y toque de instrumentos alegraron el paso de los Locos de San Fernando. El recorrido terminó en el barrio Las Marías de San Fernando.

Con los Locos de San Fernando predominó la música cañonera y esta vez la acompañaron de tambores, charrasca, pitos y versos improvisados con cultores apureños.

La vestimenta conservó la tradición. Los hombres se vistieron de mujer y las mujeres se vistieron de hombres.

Los Locos fueron bien recibidos en las viviendas que visitaron y como ya es tradición recogieron colaboración de quienes disfrutaron la manifestación cultural-religiosa en la región.