• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Trabajadores contratados cerraron sede de la ULA

Estudiantes se quejan de las condiciones en las que están recibiendo clases en las afueras de la ULA-Portuguesa / Daniel España

Estudiantes se quejan de las condiciones en las que están recibiendo clases en las afueras de la ULA-Portuguesa / Daniel España

Hay obreros con 12 años contratados que ganan sólo salario mínimo y no esperan ningún otro beneficio laboral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los trabajadores tercerizados de la Universidad de los Andes, núcleo Portuguesa, decidieron cerrar las instalaciones de la casa de estudios en Guanare con el fin de hacer presión a las autoridades del rectorado de la ULA-Mérida con respecto a la asignación de cargos fijos y poner fin a la tercerización.

Ana Ruiz, secretaria de Control de Estudios de la Universidad de Los Andes Extensión Portuguesa, manifestó que colocaron cadenas en las puertas para evitar el ingreso de profesores y estudiantes, de modo que en la sede de Mérida sientan que hay una situación irregular que atender en Portuguesa.

Dijo que los trabajadores afectados son 6 y que los mismos tienen entre 2 y 12 años laborando con contratos que sólo establecen el pago del salario mínimo, sin tener derecho a ningún otro beneficio. Indicó que actualmente sólo devengan 1.223,90 bolívares; es decir, el sueldo mínimo de hace 3 años. Ruiz agregó que con la promulgación de la nueva Ley Orgánica del Trabajo las Trabajadoras y Los Trabajadores se puso fin a la tercerización y que allí se ampara su caso, por tanto exigen una respuesta clara del rectorado de la ULA-Mérida.

Estudiantes se quejan

En el núcleo de la ULA-Portuguesa reciben clases estudiantes de Enfermería de la ULA, pasantes de Medicina, y estudiantes de varias carreras de la Universidad de Carabobo que expresaron su malestar porque algunos tuvieron que recibir clases en el estacionamiento de la sede por causa de la protesta de los trabajadores.

Sandra Vásquez, estudiante de Enfermería, manifestó que la semana pasada recibieron clases en condiciones infrahumanas porque las instalaciones estaban sucias, inclusive los baños, y que la situación ayer llegó al extremo porque ni siquiera pudieron entrar en la sede. Pidió a las autoridades que den respuesta a los trabajadores pues cada alumno de la carrera pagó 2.400 bolívares, costo del semestre. Añadió que ella y otras compañeras viajan de Acarigua a Guanare a recibir clases, y esta huelga las afecta significativamente.