• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Tomógrafo dañado afecta a 250 pacientes

Pacientes hasta de cuatro estados circunvecinos requieren del funcionamiento del equipo de radiología / Eleonora Delgado

Pacientes hasta de cuatro estados circunvecinos requieren del funcionamiento del equipo de radiología / Eleonora Delgado

La reparación del equipo asciende a 900.000 bolívares y los recursos se están gestionando por instituciones benéficas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde hace 2 semanas 250 pacientes de Táchira, Barinas, Apure, Zulia y hasta de oriente no reciben tratamiento de radioterapia oncológica en el Hospital Central Universitario José María Vargas, en San Cristóbal, debido a los daños en el equipo de tomografía de esta unidad médica.

Se requieren 900.000 bolívares para la reparación, recursos que se están gestionando ante el Instituto de Beneficencia Pública Lotería del Táchira, organismo que por Ley invierte un porcentaje de sus ganancias en asistencia social, según información emanada de la Corporación de Salud del Táchira.

El 15 de agosto, el tomógrafo también registró fallas por lo que fue suspendido el servicio de radioterapia y quienes requirieron de otros análisis con este mismo equipo, tal y como sucede ahora, deben trasladarse a otros centros asistenciales para practicárselos. A mediados de mayo el dispositivo tuvo problemas en su funcionamiento a causa de fallas eléctricas presentadas en la entidad.

A través del ministerio de Salud se proveyó al principal centro asistencial del Táchira de otro tomógrafo de alta tecnología que no fue puesto en funcionamiento debido a que el equipo fue instalado sin la tarjeta madre y sin el estabilizador de voltaje.

Sin opciones

Aunque la ventaja de estar en frontera permite a los tachirenses y estados cercanos viajar a Cúcuta, Colombia, a buscar los servicios, medicamentos, alimentos, entre otros, que en Venezuela escasean, los tratamientos para el cáncer no entran en la lista debido a su alto costo.

“En Colombia el tratamiento es privado y muy costoso. Un carcinoma de mama puede costar entre 20.000 y 40.000 bolívares”, dijo Laura Colmenares, jefe del servicio de radioterapia del Hospital Central Universitario José María Vargas.

El otro equipo que funciona en esta unidad de atención es el acelerador lineal con el que se atiende a 100 pacientes diarios.

Rehabilitado

El servicio de gastroenterología del Hospital Central de San Cristóbal permaneció cerrado por 8 años, pese a que en la entidad hay una alta incidencia de cáncer gástrico. Gerson Niño, presidente de Corporsalud-Táchira, indicó que la gobernación invirtió más de 3,2 millones de bolívares para reactivar el servicio. En el estado se registran de 15 a 20 casos semestrales de cáncer gástrico, según las cifras médicas.