• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

"Sólo 10 minutos estuvo la comisión oficial en la supuesta Irotatheri"

José Arianna Mirabal aspira a que se disipen las dudas a través de la publicación oportuna de un informe oficial convincente / Omar Véliz

José Arianna Mirabal aspira a que se disipen las dudas a través de la publicación oportuna de un informe oficial convincente / Omar Véliz

El jefe de la Medicatura Forense de Amazonas no convalida la versión oficial que descarta masacre de yanomamis

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

José Arianna Mirabal, jefe de la Medicatura Forense del estado Amazonas, formó parte de la comisión oficial que viajó al Alto Ocamo para investigar la denuncia de una masacre de yanomamis en la comunidad Irotatheri, pero advierte que no puede convalidar la versión según la cual “nada ocurrió”, pues a él y a otros funcionarios no se les permitió acercarse al lugar señalado por el Gobierno.

“Mi incorporación a la comisión fue debido a la eventual necesidad de levantamiento de cadáveres. Estuvimos cuatro días caminando por la selva. En cada sitio se conversaba con los yanomamis y les preguntábamos si conocían Irotatheri y si allí había ocurrido algo”, dijo.

Añadió que en la comunidad Oroshi comenzaron a tener noticias de Irotatheri. Asegura que les dijeron que en otra comunidad, a tres horas de camino, vivían tres personas que sabían donde estaba Irotatheri. El plan era hacer ese recorrido al día siguiente, establecer contactos con estas tres personas y continuar hasta Irotatheri.

“Pero la búsqueda por tierra se interrumpió el miércoles 5 de septiembre –continuó Arianna–. Un helicóptero militar llegó a Oroshi aproximadamente a las 8:30 am. En un primer momento abordaron el helicóptero el comandante de la comisión, Orlando Romero Bolívar, otros dos funcionarios militares y el traductor Luis Shatiwe. Al mediodía regresó el helicóptero a Oroshi a buscar al resto de la comisión. Llegamos a la comunidad Warapahi Tiwaroopetheri. Allí estuvimos hasta las 3:30 pm, cuando llegó nuevamente a buscarnos el helicóptero y abordó toda la comisión. Supuestamente la ministra de Pueblos Indígenas, NIcia Maldonado, había encontrado a Irotatheri y nos iban a llevar hasta allá para que diéramos fe de que, efectivamente, se trataba del sitio indicado como escenario de una masacre”.

Indicó que el teniente coronel del Ejército Orlando Romero Bolívar, que comandaba la comisión oficial, dijo que sólo iban a bajar los militares, la ministra y dos de los siete funcionarios civiles, específicamente uno del Ministerio Público y otro del Cuerpo de Investigaciones Científicas, penales y Criminalísticas.

Afirmó que Romero Bolívar insistió en que todo debía ser muy rápido, porque era tarde y el helicóptero tenía poco combustible. Tendrían que correr aproximadamente 500 metros hasta la comunidad.

“Cinco integrantes de la comisión permanecimos en el helicóptero, cuyos motores no se apagaron porque sólo diez minutos estuvo la comisión oficial en Irotatheri. Supimos que, con la ayuda del traductor Luis Shatiwë, le preguntaron al que se identificó como capitán de la comunidad si esa era Irotatheri, a lo cual respondió afirmativamente, al tiempo que negó que hubiese ocurrido ataque alguno de parte de los mineros ilegales procedentes de Brasil que operan en el sector. Tomaron unas fotos y regresaron. Eso fue todo lo que hicieron en ese momento”, aseguró el médico.

Y manifestó suspicacias: “¿Por qué nos impiden el acceso a Irotatheri si, precisamente, ese era el objetivo de la comisión: llegar hasta el lugar de la presunta masacre? ¿Por qué se interrumpió la búsqueda por tierra? ¿Cómo la ministra Maldonado pudo localizar la supuesta Irotatheri?”
Se refirió a otros hechos que aumentaron sus dudas: “Cuando llegamos al helipuerto de la supuesta Irotatheri, al lado de donde aterrizó el helicóptero, había víveres (pasta, sardinas), rollos de tela e insumos agrícolas (machetes, hachas, picos). Obviamente, todo eso lo llevaron antes de que llegara la totalidad de la comisión”.

Arianna lamenta que hasta el presente no se haya publicado un informe oficial que ofrezca mayores fundamentos para desmentir la denuncia que había formulado la organización yanomami Horonami.

“Yo no puedo certificar que se haya encontrado a Irotatheri, porque no se nos permitió acercarnos al lugar. Teníamos entendido que sólo nosotros estábamos buscando a Irotatheri, pero fueron otros, específicamente la ministra Maldonado, la que la habría hallado”, concluyó.