• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

San Juan se celebró en la costa

En Carabobo, Aragua y Miranda, los devotos del santo que todo lo tiene y todo lo da lo honraron al ritmo de los tambores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Isabel Machado aguarda, paciente y feliz, en el altar de la iglesia Nuestra Señora de Altagracia. Por segunda vez tiene la oportunidad de hacer la primera lectura en la misa que celebran en honor de San Juan Bautista en su pueblo natal, Curiepe de Barlovento, en el estado Miranda.

"Soy curiepera desde pequeña. Aunque me mudé a Maracay, todos los años vengo a ver a San Juan. Es una emoción indescriptible porque puedo demostrar que creo en él y en mi pueblo", expresa sonriente.

La primera vez que Machado leyó las palabras previas a la misa fue en 2011. La mujer vestía falda y blusa blanca con detalles rojos. Ella, al igual que otros devotos de San Juan, prepara cada año su vestimenta para honrar al santo.

La misa estaba prevista para las 10:00 am, pero empezó poco antes de las 11:00 am. A las 10:39 am un grupo de devotos entró con San Juan sobre los hombros. La llegada estuvo acompañada de aplausos y repique de tambores.

El santo llevaba un atuendo blanco con detalles plateados. Rosas amarillas, blancas y rojas completaron el arreglo, en el que destacaba la bandera de Venezuela y la ofrenda tradicional en esa comunidad: 15 letras hechas de pan, que forman el nombre completo de San Juan. Los creyentes preparan el obsequio para pedir por las mujeres que quieren quedar embarazadas y por el rendimiento de los estudiantes del ciclo básico.

El momento esperado. A las 12:30 pm fuegos artificiales y campanadas anunciaron la salida de San Juan Bautista del templo. Como de costumbre, fue llevado en procesión a la casa de la familia Alvarado, donde permanecería hasta las 6:00 pm. 

La plaza de Curiepe estaba a reventar. Los que no pudieron entrar a la misa esperaban ansiosas en las afueras del templo para saludar a San Juan y lanzar caramelos y arroz.

Una vez en la procesión, los fieles se detenían en varios puntos para bailar el santo al ritmo de los tambores. Los habitantes de la zona tenían las puertas de sus hogares abiertas con ofrendas e imágenes del homenajeado. En el último punto estaba la familia Alvarado esperando la figura. Ayer, ese grupo familiar cumplió 29 años recibiéndolo en su casa y ofreciendo un sancocho de res para quienes se acercan a celebrar.

Elvira Alvarado dijo que uno de los secretos para tener prosperidad es compartir sin esperar nada a cambio: "Mientras más sopa se da, tenemos más abundancia. Siempre pido por la salud de los míos. Mi mamá fue operada recientemente de una hernia y está como si nada a sus 92 años de edad".

Uno de los asistentes a las actividades que se realizaron ayer en Curiepe fue el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, que también vistió acorde a la ocasión. Lució una camisa y bufanda roja y hasta removió el popular sancocho de la familia Alvarado.

Para hoy, los residentes de Curiepe de Barlovento tienen programado a las 2:00 pm el recorrido de San Juan Bautista por las calles de la población, para posteriormente trasladarlo a la iglesia del pueblo a las 6:00 pm.

Por mar. “Si San Juan lo tiene, San Juan te lo da”, repetían acompañados de golpes de tambores y palmas los devotos que viven en Patanemo, Borburata y en San Millán, municipio Puerto Cabello de Carabobo, quienes esperaron el amanecer para seguir festajándolo.

En la población de Patanemo, los parranderos llevaron a las 6:00 am el santo al río para bañarlo y cantarle el Ave María. Mientras, otro grupo preparaba el sancocho que forma parte de la tradición.

El domingo, desde Patanemo salieron varias embarcaciones y peñeros que llevaron al santo a navegar hasta playa Sonrisa, en Puerto Cabello. Allí comenzó el recorrido a pie por la zona del casco histórico de la ciudad y se detuvieron en la plaza Bolívar. Varias agrupaciones de parranderos acompañaron a San Juan al ritmo de los tambores. Los cultores de la festividad en Borburata también prepararon sancocho, mientras el santo era llevado por los hogares a golpe de tambor.

Repiques en Aragua. Decenas de devotos salieron a acompañar la imagen durante su recorrido por cada rincón de Choroní y Ocumare de la Costa. En el municipio Costa de Oro, en las calles de Ocumare de la Costa, El Playón y La Boca se escucharon los repiques de tambores y sangueos en homenaje a la figura religiosa.

Imágenes del santo de Cata, Catica, Cumboto, Aponte y El Playón llegaron a La Boca, donde las esperaban creyentes y pescadores. Lanchas provenientes de esas zonas llegaron a las 3:00 pm al sector La Boca, cubiertas con banderines de colores y con la figura del niño.  “San Juan, para nosotros, es una celebración familiar porque todo el pueblo está involucrado", afirmó Franklin Castillo, que pertenece a una de las cofradías.

Devotos de San Juan Bautista en localidades de Carabobo, Aragua y Miranda reafirmaron una vez más su tradición religiosa y, además de pedir y agradecer al santo por los favores concedidos, se permitieron celebrar en unión de los seres queridos.