• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

¡Rodilla en tierra por la pensión!

Adultos mayores protestaron en la ciudad de Valencia | Foto: Tibisay Romero

Adultos mayores protestaron en la ciudad de Valencia | Foto: Tibisay Romero

En la entidad, al menos 73.000 personas de la tercera edad esperan ser incorporados en la lista de pensionados del Seguro Social, o Misión en Amor Mayor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de un centenar de adultos mayores coreaban ayer: “¡Rodilla en tierra por la pensión!” en la sede de la fundación Amigos de la Tercera Edad, en la avenida Urdaneta, Valencia, estado Carabobo. Protestaban porque exigen ser incorporados finalmente en los listados de beneficiarios de las pensiones del Seguro Social, o Misión en Amor Mayor.

“Estamos rogando al presidente del Seguro Social para que elimine los gestores en las cajas regionales del país, que se hacen millonarios con el dolor de los adultos mayores. Cobran entre 10.000 y 15.000 bolívares para hacerles los trámites administrativos de las pensiones, y eso es un robo”, dijo Raúl Goite, presidente de Funate.

Esas son las historias de personas que trabajaron durante toda su vida y ahora que llegaron a la vejez no tienen dinero para comprar alimentos o medicinas, sólo para mencionar dos necesidades de sus necesidades básicas.

Muchos cotizaron al Seguro Social a través de las empresas en las que laboraron, pero luego nunca aparecieron sus registros de aportes.

Francisco Galicia, uno de los afectados, señaló que trabajó en el área de la construcción, pero por su edad –64 años de edad– no logra encontrar empleo: “Estamos rodilla en tierra para que nos respondan. Necesitamos la pensión porque en verdad tenemos necesidad”.

Esta es la quinta protesta que realizan los abuelos de Funate este año. El año pasado hicieron más de 170 manifestaciones pacíficas en Carabobo y más de 300 en todo el país.

 

Los manifestantes. Margarita de Pastore, de 76 años de edad y docente jubilada de la escuela Julio Campos, dijo que aún no recibe su pensión: “Estamos luchando y no ha podido ser posible. Tenemos tiempo en esto”.

Reside en las Quintas de Flor Amarillo en Valencia. Indicó que necesita recibir su pensión porque debe comprar medicamentos y atender gastos de alimentación y transporte.

Manuel Rivera, de 83 años de edad, comentó que vive en casa de un amigo porque no tiene vivienda, y que desde hace dos años espera su pensión. “Estoy arrimado. No tengo ayuda y tengo una hija especial a la que debo mantener”, dijo.

Raúl Goite, presidente de Funate, señaló que la protesta iba dirigida al presidente Hugo Chávez porque en lo que va de año no han publicado ningún listado de nuevas incorporaciones, y al menos 73.000 personas de la tercera edad en el estado Carabobo esperan ser incorporados en la lista de pensionados del Seguro Social.

 

Las demandas. Goite también manifestó su rechazo a las irregularidades detectadas por su organización, que permite que un anciano cobre dos o tres meses su pensión y luego es desincorporado.

Solicitó además la eliminación de la forma 14-100 del Seguro Social para que los trámites sean más sencillos. “No es posible que piden como 15 requisitos para obtener una pensión”, dijo Goite.

Otras de las demandas es que el Ejecutivo ponga en marcha medidas compensatorias por la reciente devaluación del bolívar. Piden que se asigne una tarjeta de alimentación para los desempleados y otra para los pensionados.

De acuerdo con los cálculos de Funate, la pensión está en 2.047 bolívares, pero realmente es de 1.300 bolívares debido a la devaluación.

“El llamado es para que el Gobierno inyecte recursos de los excedentes petroleros a las pensiones que deben ser adjudicadas sin discriminación”, dijo el presidente de Funate.

FUNATE

La fundación Amigos de la Tercera Edad fue creada en el año 2000 y está en la avenida Urdaneta, cruce con Arvelo, casa 99-13, de la urbanización Santa Rosa, al sur de Valencia, Carabobo. De lunes a viernes, desde las 8:00 am hasta las 4:00 pm al lugar acuden cerca de 200 adultos mayores. Se les proporciona almuerzo y reciben asistencia jurídica. Gracias a convenios con universidades de la entidad pueden obtener ayuda con terapias médicas. Los servicios son gratuitos.

Durante la administración anterior la fundación recibía un aporte económico para los pagos de las 16 personas que trabajan en el lugar y para la asistencia de los abuelos. Ahora esperan que el nuevo gobernador no deje de apoyar la fundación ni a los adultos de la tercera edad.

“Vengo cada miércoles a buscar orientación aquí. Soy enfermera jubilada del Hospital Central y hace muchos años me vine de El Callao, estado Bolívar”, dijo Carmen Enriqueta Bermúdez. “Uno de nuestros problemas es que los conductores de transporte público no nos quieren dejar entrar en las camionetas”, señaló la mujer, que se ayuda con un bastón para andar.