• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Restringen venta de alimentos en municipios de frontera

Cuestionan que las grandes mafias del contrabando no son combatidas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Abastos y mercados de los municipios de frontera como Rafael Urdaneta y Ayacucho, y de la capital tachirense, están aplicando normas para la venta de productos de la cesta básica que registran fallas como la harina precocida, el azúcar, la leche en polvo, el aceite de maíz y el papel sanitario.
Los artículos no son exhibidos en anaqueles y, en su lugar, hay otros que no presentan problema para que los consumidores los adquieran, así como pequeños carteles que advierten que los productos serán entregados en caja al pagar el mercado y con opción a una o dos unidades dependiendo de la existencia en el establecimiento.
El alcalde del municipio Bolívar (San Antonio del Táchira), Vicente Cañas, confirmó que hay restricciones en la venta de artículos de la cesta básica por la situación particular de la zona de frontera.
“Tenemos una realidad: el visitante fronterizo, que por el cambio de la moneda, le sale aún más barato el producto que viene regulado. Teniendo el producto en los anaqueles se corre el peligro de que no lo compren los mismos pobladores. Es un control establecido, que aunque no está reglamentado, es una salida que se busca dentro de la situación real que tenemos en la zona de frontera”, señaló Cañas.
Versiones que circulan por las redes sociales señalan que en algunos establecimientos estarían solicitando la cédula de identidad de Venezuela para la venta de alimentos; sin embargo, esto no fue confirmado.
El cambio de la moneda en la frontera está en 0,96 pesos colombianos por un bolívar fuerte; es decir, un peso colombiano equivale a 9,6 bolívares fuertes.

Mafias. José Rozo, ex presidente de Fedecamáras en Táchira y habitante de la frontera, señaló que aunque se ha decomisado mercancía que se produce en Venezuela y que forma parte de la cesta básica, no ha habido acciones contundentes contra el contrabando de alimentos que desde Venezuela debe pasar por al menos seis alcabalas hasta llegar a La Parada en Cúcuta.
“Las bandas, que son organizaciones que tienen contactos con funcionarios tanto civiles como militares y particulares, no se desmantelan. Lo que hacen es perseguir y capturar a los que llaman ‘cascareros’, personas que en pequeñas porciones llevan mercancía a Colombia, pero estas organizaciones que tienen vehículos y rutas y el poder del dinero, no se tocan”, dijo Rozo.
Indicó que estos artículos no pasan por los caminos verdes sino asfaltados. “La avenida Venezuela (en San Antonio del Táchira) es la trocha más grande del contrabando que existe en la República Bolivariana de Venezuela”, agregó.
El 18 de enero funcionarios de Politáchira decomisaron 24 toneladas de alimentos adquiridos y almacenados irregularmente.
Con respecto a los precios, dijo que algunos productos se consiguen “pateando calle” y a sobreprecio.