• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Rector de la ULA solicita protección policial ante hechos violentos

Un grupo de encapuchados ha saboteado las actividades académicas y administrativas en el núcleo La Hechicera, donde funcionan las facultades de Ingeniería, Ciencias, y Arquitectura y Diseño

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El rector de la ULA, Mario Bonucci, ha solicitado a las autoridades regionales que se brinde protección policial a las dependencias universitarias afectadas por los hechos violentos causados por un grupo de encapuchados, que ha saboteado las actividades académicas y administrativas en el núcleo La Hechicera, donde funcionan las facultades de Ingeniería, Ciencias, y Arquitectura y Diseño.

Bonucci dijo haber enviado una serie de mensajes a la máxima autoridad regional, así como al director de PoliMérida y la Defensoría del Pueblo, con la finalidad que se preste el apoyo necesario en estar preventivamente en las inmediaciones de las dependencias universitarias y evitar las acciones vandálicas de este grupo de sujetos. 

Hasta el momento no se ha recibido respuesta por ninguno de los que les corresponde atender esta petición.

Desde la pasada semana un grupo de encapuchados armados con lanzamorteros ha tomado las facultades de Ingeniería, Ciencias, y Arquitectura y Diseño, impidiendo que las actividades académicas y administrativas se cumplan de manera normal, lo que afecta a la comunidad estudiantil que está en pleno proceso de evaluación.

Bonucci dijo que este tipo de acciones violentas se han convertido en costumbre, no solo en el núcleo La Hechicera. También se han visto afectads la facultades de Medicina y Farmacia (en esta última fue lanzada una bomba lacrimógena la tarde de este martes).

Ante el riesgo que corren los estudiantes, empleados y obreros de las dependencias universitarias, se pidió a los decanos de las dependencias afectadas a evitar cualquier tipo de enfrentamiento entre estudiantes y estos grupos.

Además, se recordó las competencias que tienen las autoridades de las facultades para suspender las actividades si fuere necesario. Recomendaron usar algunos paliativos como suspender evaluaciones, pero no las clases.