• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Reciben reliquia del Vaticano en Táriba

Monseñor Mario Moronta transmitió a los feligreses un mensaje del papa Francisco

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Católicos venidos de casi todo el territorio tachirense, se congregaron en la Basílica de la Virgen de la Consolación, en Táriba, para recibir la reliquia que el Vaticano regaló a la diócesis de San Cristóbal, con los restos de sangre del beato Juan Pablo II, que será canonizado junto con Juan XXIII por el papa Francisco en abril de 2014.

El trozo de tela de la sotana con sangre derramada en el atentado que sufrió el papa en 1981, fue colocada en un relicario e ingresó a la Basílica, en manos de las madres de dos jóvenes sacerdotes que fueron ordenados antes de la entronización de la reliquia, la única en primer grado o de procedencia directa del “Papa Peregrino”, cuyo pontificado fue ejercido por más de 26 años hasta su fallecimiento.

Durante la homilía, monseñor Mario Moronta, obispo de San Cristóbal, recordó las palabras que el papa envió a sus ministros sobre el ejemplo que deben dar en sus comunidades y el modelo que han de seguir, inspirados en la reliquia de Juan Pablo II.

“No se equivoca Francisco, el papa de la nueva evangelización, cuando les pide a los sacerdotes y diáconos que estén cerca de los suyos, no como príncipes ni superiores a los demás, sino como pastores con olor a ovejas. Tenemos una reliquia no para tenerla como un trofeo o para decir que esta diócesis la tiene y otra no la tiene, sino para recordar que todos, especialmente los sacerdotes, debemos ser santos”, dijo Moronta, quien exhortó a los nuevos ordenados a ser humildes y vencer las provocaciones y pecados.

En peregrinación. Antes se ser llevada al Santuario del Santo Cristo de La Grita, casa del Patrono del Táchira, la reliquia con la sangre del beato Juan Pablo II será llevada en peregrinación por varias parroquias del Táchira para que los feligreses tengan oportunidad de apreciarla y orar.

Los fieles expresaron su satisfacción por la oportunidad de apreciar el regalo del Vaticano al Táchira, al tiempo que apoyaron que la disposición de la diócesis de San Cristóbal de llevar a diferentes iglesias el recuerdo de Juan Pablo II.

“Hay personas a las que les queda un poco difícil ir hasta el santuario de La Grita así que será una buena oportunidad ir a una de las iglesias donde vaya a ser expuesta la reliquia del Juan Pablo II”, señaló Ingrid Colmenares, una de las asistentes a la misa de recibimiento del recuerdo del santo padre.