• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Procesión 157 de la Divina Pastora llegó a la Catedral de Barquisimeto

Virgen de la Divina Pastora | Foto: César Daniel Paradas

Virgen de la Divina Pastora | Foto: César Daniel Paradas

La imagen de la virgen arribó a la catedral barquisimetana antes de lo previsto. La virgen llegó entre aplausos, cánticos y alabanzas de la feligresía que la veneran

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La procesión 157 de la virgen Divina Pastora llegó a finales de la tarde de este lunes a la Catedral de Barquisimeto, en el estado Lara, luego de un peregrinaje de 7,5 kilómetros desde la iglesia del pueblo de Santa Rosa.

La imagen de la virgen arribó a la catedral barquisimetana antes de lo previsto. La virgen llegó entre aplausos, cánticos y alabanzas de la feligresía que la veneran, luego de un recorrido que se cumplió en seis horas con la virgen en los hombros de su pueblo.

Posterior a la llegada de la imagen de la virgen se dio inició a la misa de bienvenida de la Divina Pastora a la Catedral de Barquisimeto. En esta ciudad permanecerá la virgen durante tres meses.

Posteriormente, a finales de marzo de este año, regresará a su santuario, la iglesia del pueblo de Santa Rosa.

La imagen de la Divina Pastora salió a las 9:00 de la mañana de este lunes de la iglesia de Santa Rosa. Luego fue trasladada a la entrada del pueblo, donde se ofició la misa de despedida de la virgen de su santuario.

A las 11:00 de la mañana comenzó la procesión. Ésta transitó por las avenidas Lara, Morán y Venezuela hasta finalmente llegar a la Catedral de Barquisimeto cerca de las 6:00 de la tarde, luego del largo recorrido.

La peregrinación estuvo acompañada de aplausos por cada uno de los lugares que pasó, donde familias, integrantes de instituciones públicas y privadas y el pueblo en general se concentraron en pequeñas tarimas para hacerle homenajes a la virgen.

En estos lugares los feligreses oraron, realizaron alabanzas, le cantaron a la Divina Pastora y lanzaron cohetes. También obsequiaron agua, mandarinas y otros elementos de hidratación a los peregrinos.

La mayoría cargaba sombreros de los más diversos tipos para resguardarse de los rayos de sol, algunos feligreses caminaron descalzos y vestidos de nazarenos.

En esta procesión también se apreciaron muchos niños y niñas vestidos de pastorcitos, como un pago de promesas por parte de sus padres.

Otros caminaron descalzos, también algunos hicieron un tramo de la peregrinación de rodillas.

Estuvieron los feligreses que desde niños los han traído a la procesión y personas que vinieron de otras regiones del país, devotos de la Divina Pastora.

Una vez en Barquisimeto la virgen comenzará a visitar los distintos templos de la capital. Allí irán también los barquisimetanos a orarle, a pedirle, a venerarla.