• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Panaderías de Coro cierran por falta de insumos

Los carteles que señalan la falta de productos se reproducen en los comunidades de Falcón |  Foto: Joanne López

Los carteles que señalan la falta de productos se reproducen en los comunidades de Falcón | Foto: Joanne López

En Táchira el gobernador solicitará a Ministerio de Alimentación más despacho de harina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En estado de alarma se encuentran los habitantes del estado Falcón debido a la escasez de harina de trigo para preparar el pan en sus diversas formas. En las panaderías de Coro se venden desde 5 hasta 10 panes promedio por persona, dependiendo del tamaño del establecimiento. En la mayoría de los comercios se leen carteles en los que se señala cuántas unidades serán despachan por cliente

“Debo vender hasta 10 panes por persona para que todos puedan llevar”, señaló un panadero de la calle Zamora de Coro.

Consultado por El Nacional, Oswaldo Ferreyra, presidente de la Asociación de Panaderos del estado Falcón, dijo que la situación ya lleva un mes.

“Estamos bajando la producción para poder extender el inventario lo más que se pueda”, afirmó. Destacó también que hay una merma en la oferta porque algunos comercios no han subido las santamarías este año.

Los corianos permanecen en colas por varias horas para poder obtener el pan francés o el canilla. Muchas panaderías pequeñas no fabrican pan dulce y deben prestarse insumos entre colegas para poder subsistir.

“Suelo comprar hasta 40 panes cada vez y ahora debo traerme a mis hijos para poder obtener la cantidad que necesito”, señaló Estrella Méndez, habitante del centro de Coro.

La situación es similar en Punto Fijo donde los encargados reportan que solamente se están usando cinco sacos de harina en vez de siete diarios, como solían hacerlo para poder dar tiempo a que distribuyan otra vez.

En las panificadoras de La Vela han colocado carteles en los que se lee: "Estamos sin harina". También los anaqueles lucen vacíos de alimentos enlatados.

Algunos usuarios señalan que a falta de pan y harina precocida, bueno es el plátano y la yuca aunque el importe por unidad del plátano alcanza los 8 bolívares y la yuca cuesta está a 30 bolívares el kilo, cuando se consigue.

“He recorrido varios sectores en busca de yuca, pero está demasiado cara”, dijo Yerri Orellana, vecina del sector.

 

En Táchira tampoco hay. En algunas panaderías los horneros, desde el interior de las cocinas, advertían ayer a todo pulmón a los dependientes que informaran que ciertos tipos de pan no serían vendidos desde hoy debido a la escasez de harina.

“No sabemos hasta cuándo”, era la respuesta de los despachadores, al ser consultados sobre la salida otra vez de algunos tipos de pan.

La secretaria general de la Gobernación del Táchira, María Gabriela Varela, indicó que el mandatario tachirense, José Vielma Mora, tendrá un encuentro con el ministro de Alimentación, Félix Osorio, con el objeto de solicitar el incremento de los cupos de harina de trigo para panaderías y pizzerías de la entidad.

La gestión de Vielma ocurre a propósito de las advertencias que propietarios y administradores de panificadoras y pizzerías del Táchira han hecho respecto del agotamiento de los insumos para la elaboración de pan y pizza en las próximas horas.

Varela explicó que la Superintendencia Nacional de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas distribuye al Táchira 15.000 toneladas cada 2 semanas para cubrir la demanda de panaderías y pizzerías.

“Queremos que por los menos (los despachos de harina) se aumenten en 20% o 30% en vista de que el problema que tenemos en Táchira es el contrabando”, dijo Gabriela Varela.


Bs. 100 por “dato”

Rafael Finol

En Tucupita, capital de Delta Amacuro, la escasez ha generado otro oficio: el de aquellas personas que les avisan a los consumidores (por una módica suma) que llegó alguno de los productos escasos a los mercados y abastos. Estos nuevos prestadores de servicios son conocidos como “dateros”.

Consumidores desesperados pagan con precios que oscilan entre 50 y 100 bolívares para informar los comercios a los que esporádicamente están llegando alimentos como la harina precocida y otros rubros, entre otros, el papel higiénico que ya no se encuentran en la capital deltana.

La escasez comenzó a evidenciarse con más fuerza entre los consumidores y ya para el 31 de diciembre pasado, era imposible conseguir algunos de esos productos en los anaqueles de los establecimientos del ramo, ni en el mercado principal de Tucupita.

Los deltanos están sustituyendo las harinas de trigo y maíz con productos como el plátano, ocumo, topochos, yuca, alimentos que se producen a baja escala en la región.