• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Padre de Geraldine Moreno espera que se haga justicia en el caso de su hija

Saúl Moreno | Foto: Tibisay Romero

Saúl Moreno | Foto: Tibisay Romero

La orden de captura se está ejecutando mes y medio después de ser emitida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Saúl Moreno, padre de la estudiante Geraldine Moreno, pidió este miércoles en Valencia que el Ministerio Público extienda la investigación también a otros funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana que tendrían responsabilidad por dar órdenes a quienes actuaron el 19 de febrero en la noche, en Tazajal, cuando su hija fue herida de múltiples perdigones a quemarropa en el rostro que le causaron la muerte el 22 de febrero.

Moreno indicó que según información recabada en tribunales, la Fiscalía había firmado la orden de captura desde el pasado 22 de marzo contra los sargentos de segunda Paola Marlene Barroso Ortiz y Franklin Armando García López, y la medida se cumplió casi un mes y medio después.

“Se está haciendo justicia de tanto persistir día a día”, dijo Moreno. Agregó que espera que sobre los detenidos y otros responsables caiga todo el peso de la ley.

Pidió que se continúen las investigaciones porque estos militares cumplían órdenes de superiores y que se investiguen a los 25 funcionarios que andaban esa noche en Tazajal. “Tienen que saber quién dio la orden de ese cruel asesinato”, expresó.

Privativa de libertad. El martes en la noche el Tribunal Sexto de Control en Carabobo dictó privativa de libertad a los dos sargentos que fueron enviados para su reclusión al Comando Regional 2 de la GNB en La Isabelica.
A Franklin Armando García López le imputaron por presunta comisión del delito de autor material en el homicidio calificado con alevosía y motivos fútiles, uso indebido de arma de reglamento, y quebrantamiento de pactos y convenios internacionales. 

En tanto que a Paola Marlene Barroso Ortiz le imputaron por la presunta comisión de los delitos de cómplice no necesario en homicidio calificado con alevosía y motivos fútiles, uso indebido de arma de reglamento, y quebrantamiento de pactos y convenios internacionales.