• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Pacientes del Hospital Luis Razetti llevan 11 días sin comida

Juan Carvajal, dirigente sindical de Sunepsas, agregó que la cooperativa responsable de los alimentos no ha dado repuesta |Foto: EL Tiempo

Juan Carvajal, dirigente sindical de Sunepsas, agregó que la cooperativa responsable de los alimentos no ha dado repuesta |Foto: EL Tiempo

En el centro de salud ubicado en Barcelona, familiares tienen que pagar en los comercios adyacentes hasta 2.000 bolívares por tres platos de comida al día

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los pacientes del Hospital Luis Razetti de Barcelona llevan 11 días sin recibir el servicio de alimentación, debido a que las proveedoras y cooperativas que suministran la comida no están laborando por razones desconocidas.

Este lunes, los miembros de la Contraloría Nacional Alberto Lovera y las representantes del Sindicato de Empleados Públicos del Ministerio de Salud (Sunepsas) confirmaron que al hospital no llegó el lote de alimento semanal.

Juan Carvajal, dirigente sindical de Sunepsas, agregó que la cooperativa responsable de los alimentos no ha dado repuesta.

Familiares tienen que pagar hasta 2.000 bolívares por los tres platos diarios que compran en los comercios adyacentes al centro de salud tanto para ellos como para los pacientes.

Vilma Camacho viene de Anaco y es pariente de uno de los internados en traumatología. Ella explicó que las colaboraciones de amigos son lo que le permite pagar la comida de ella y de su familiar.

El precio de una empanada puede llegar a 100 bolívares, un almuerzo 600 bolívares y un vaso de jugo a 140 bolívares, según Aída Muñoz, pariente de uno de los enfermos recluidos en el centro de salud.

“Son dos bocas que llenar. Antes solo se compraba la comida del acompañante y el paciente esperaba por el comedor”, explicó al diario El Tiempo.

Claudio Pericana, otro de los familiares, advirtió que protestarán en contra de la situación. Muchos pacientes no pueden costear la compra de alimentos fuera del hospital.

“He visto a diabéticos, niños y enfermos de cáncer pasar hambre hasta dos días seguidos. A veces compartimos la comida. Esto es una vulgar negligencia de las autoridades. Exigimos respeto por la dignidad de los enfermos”, comentó Pericana.