• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

PCV ratifica apoyo a Florencio Porras en Mérida

Rueda de prensa del PCV

Rueda de prensa del PCV

Douglas Gómez dejó claro que lo apoyan porque expresa la verdadera opción revolucionaria en la entidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La dirigencia nacional del PCV envió a la entidad a un vocero para ratificar el apoyo irrestricto de esa organización política al candidato oficialista a la gobernación de Mérida, Florencio Porras.

Douglas Gómez dejó claro que lo apoyan porque expresa la verdadera opción revolucionaria en Mérida; así como de Joaquín Uzcátegui del PCV regional y Jorge Marquina de Vanguardia Bicentenaria Revolucionaria, entre otros.

Destacó que se encuentra en Mérida por tres razones fundamentales, primero, para despejar cualquier duda sobre el rumor de que el PCV le va a quitar la tarjeta al ex gobernador merideño.

“Nos hemos caracterizado siempre por ser un partido serio, que se conduce sobre la base de unos principios que para su dirigencia y militancia son inquebrantables”; segundo, conocer desde la práctica cotidiana el cómo va la campaña de Florencio Porras, el desarrollo de la misma, así como la labor desplegada desde las filas del PCV en la entidad, para sumar la mayor cantidad de votos al candidato; y tercero, incorporarse de manera más efectiva a la campaña, a las visitas casa a casa.

Gómez dijo además, que el apoyo a Florencio Porras va más allá de lo meramente electoral, lo respaldan porque creen firmemente en su propuesta para gobernar, como lo es consolidar a Mérida como un estado donde el puedo tenga una mayor participación en las decisiones del gobierno, con lo cual se concretaría el verdadero poder popular.

Para Gómez, lo que está pasando con Porras, refiriéndose al ataque de que es objeto por parte de la dirigencia, sobre todo la nacional, del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), es que se están reproduciendo las viejas prácticas políticas de adecas y copeyanas de la cuarta república, dirigidas a confundir a la gente, derivadas del temor que sienten quienes ahora están en las “altas esferas” del poder y no son nada revolucionarios, de perder sus privilegios.