• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Organizadora de eventos comandaba banda

La mujer y sus cómplices dormían a sus víctimas con cloroformo para luego robarles joyas y demás objetos de valor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una mujer dedicada a la organización de eventos, principalmente de bodas, comandaba la banda que desarticuló la Policía del estado luego de dormir a una familia para robarla en La Asunción.

Versiones extraoficiales del Cicpc de Porlamar indican que la mujer, identificada hasta ahora como Sandra, se encuentra solicitada por estafa a través de una supuesta agencia de viajes que hasta hace algunos meses operaba desde Porlamar.

Con la detención de Solmary del Valle Salazar, de 24 años de edad, en el centro de la ciudad, comenzaron a ampliarse detalles en relación con la actuación de la banda integrada por mujeres, aparentemente anfitrionas de una agencia organizadora de fiestas.

Fuentes policiales informaron que andan tras la pista de la mujer, entre cuyas víctimas se encuentra una pareja que le había encomendado la organización de su boda en un hotel de Margarita.

Al parecer, cuando los clientes requerían los servicios, recibían atenciones anticipadas suministrándoles bebidas y comidas en las cuales colocaban la sustancia conocida como cloroformo para dormirlas. De esa manera lograban obtener datos sobre la dirección de sus víctimas, lo que aprovechaban para que las supuestas anfitrionas cargaran con joyas y objetos de valor.

Delitos con cara de mujer

El comandante de la Policía de Nueva Esparta, comisario Benito Dumont, aseguró que vienen observando la incursión de mujeres en los más recientes hechos delictivos entre los que destacan nuevas estrategias para cometer robos.

Anthony Frontado, director encargado de Polimariño, coincide con Dumont en el incremento de las mujeres en delitos cometidos en los establecimientos comerciales de Porlamar, al ser utilizadas como señuelos para atracar comercios e incluso taxistas.

Informó que recientemente desmantelaron una banda dedicada a robar en bodegones y supermercados en la que sus integrantes, conocidas como “las achipaneras”, utilizan bolsos diseñados con bolsas negras, tirro para embalar y papel de aluminio para aislar las señales de las alarmas que son colocadas en los productos que se llevaban con gran facilidad.