• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Morel Rodríguez advierte que comunas aniquilarán el puerto libre

Invitó al pueblo y a los empresarios a defender la estructura comercial que ha caracterizado a la isla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobernador Morel Rodríguez Ávila vislumbra que la instauración del Estado comunal aniquilará el puerto libre de Nueva Esparta y le impedirá disfrutar del régimen aduanero del que goza desde hace muchos años.

Formuló un llamado a la ciudadanía y al empresariado regional, nacional e internacional a defender el puerto libre, uno de los principales ejes de la economía neoespartana, ante los constantes ataques de voceros oficialistas que amenazan con desaparecerlo.

Aseguró que al instalarse el Gobierno de las comunas que, a su juicio, es el comunismo más rancio y ortodoxo como el de Cuba, el régimen aduanero especial desaparecerá por ser incompatible con la ideología marxista.

Rodríguez subraya que al Gobierno no le interesará que funcione el puerto libre porque sus objetivos son diametralmente opuestos a las intenciones comunistas de querer dominarlo todo y paralizar lo que no puedan controlar.

Dijo que lamentablemente los empresarios de Venezuela y Nueva Esparta se equivocan si piensan que con el Gobierno de las comunas, el comercio de importación y exportación que vienen realizando hace mucho tiempo será respetado, apoyado y financiado en cuanto a la entrega a tiempo de las divisas correspondientes.

“A la fecha, y que se sepa, en ninguna nación donde el comunismo se instauró existe puerto libre. Por el contrario, las restricciones en este caso son extremadamente severas y ello está debidamente registrado y comprobado”, advirtió el gobernador.

Políticas contrarias

Remarcó que la voracidad de expropiación del Gobierno se ha evidenciado con políticas contrarias al libre mercado, a la empresa privada, con la confiscación de haciendas, fábricas e industrias, la mayoría en producción y que ahora son esqueletos abandonados.

Recordó que muchas fábricas han sido quebradas o expropiadas por la desidia oficialista, sin que sus dueños hayan recibido los pagos correspondientes, en la mayoría de los casos.