• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Militares retenidos en Urimán fueron rescatados

28 soldados y 14 oficiales permanecieron 3 días retenidos por la comunidad indígena de Urimán | Saúl Rondón

28 soldados y 14 oficiales permanecieron 3 días retenidos por la comunidad indígena de Urimán | Saúl Rondón

Los capitanes de las comunidades indígenas de Gran Sabana y Canaima emitieron un comunicado público en el que declaran al mayor general Clíver Alcalá Cordones “persona no grata”. Capitanes celebraron acuerdos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los 28 soldados y 14 oficiales del Ejército retenidos desde el jueves en la comunidad de Urimán, en el municipio Gran Sabana, fueron retirados ayer por una comisión del Gobierno.

La liberación de los militares ocurrió 12 horas después de que los capitanes de las 103 asociaciones indígenas acordaran con el Gobierno la desmilitarización de las tierras ancestrales y el derecho “exclusivo” de ejercer la minería de baja escala en las afueras del Parque Nacional Canaima, entre otras 6 resoluciones.

La orden de dejar libres a los retenidos se dio de inmediato el sábado en la noche al concretarse los acuerdos, pero se ejecutó ayer en la mañana porque la única vía de acceso rápido es la aérea y había dificultades atmosféricas para el traslado. El capitán de la comunidad de Canaima, Josval Simón, señaló que se requería de cierta logística para entregar las armas porque fueron escondidas a dos días de navegación.

La retención comenzó el jueves en la mañana en Urimán, y no finalizó a pesar de la presencia de algunos viceministros, según el capitán general de la zona, Néstor Ramírez.

La situación ameritó el traslado del jefe de la Región de Defensa Integral de Guayana, Clíver Alcalá Cordones, el sábado en la mañana a Santa Elena de Uairén. Su presencia molestó a los capitanes indígenas, quienes exigieron su destitución. Amenazaron con retenerlo si el Gobierno no aceptaba sus peticiones, entre ellas: cese del hostigamiento militar; permiso para el desempeño de la minería a pequeña escala, y liberación de los vuelos que transportan comida y combustible a las comunidades de las áreas.

En la tarde la tensión hizo necesaria la presencia del comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional, mayor general Wilmer Barrientos; el gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez; y la ministra de de los Pueblos Indígenas, Aloha Núñez.

Anoche los capitanes de las asociaciones indígenas celebraron con la comunidad, reivindicaron la fuerza de la “lucha” en unidad y prometieron no permitir más abusos contra el pueblo pemón.
Aunque no lograron la destitución de Alcalá Cordones, lo declararon a través de un comunicado público “persona no grata”: “(Es) uno de los oficiales del Alto Mando Militar más altaneros y groseros que hemos visto”, señalaron en una cadena.