• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

En Mérida solo venden 10 panes por persona

En Mérida varias pastelerías y panaderías están al borde del cierre / Foto Leo León

En Mérida varias pastelerías y panaderías están al borde del cierre / Foto Leo León

Represenantes del sector aseguran que la restricción en la producción del alimento se debe a la falta de harina de trigo y al paro que hubo en los molinos por la firma del contrato colectivo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las panaderías y fábricas y ventas de pasteles, empanadas y tortas artesanales en Mérida se han visto severamente afectadas por  la falta de harina de trigo, manteca, mantequilla, leche y  levadura entre otros productos necesarios para la fabricación de sus alimentos. 

Desde los primeros días del mes de enero se ha visto una considerable disminución en la fabricación de pan, tortas y algunas ventas tradicionales de pasteles han cerrado temporalmente sus puertas hasta tanto logren conseguir un bulto de harina para poder continuar con su producción.

Ahora los merideños ya no pueden conformarse con acudir diariamente a su panadería  o venta de pastes o tortas preferidas, diariamente se está viviendo un viacrucis para comprar 10 unidades de pan a cada persona, mientras que otras empresas de este rubro se han visto obligadas a cerrar temporalmente por no tener nada que ofrecer al público.

 Para Alexis León, ex presidente de la Asociación de Panaderos del estado Mérida y empresario panadero, señaló que el problema radica en el déficit de harina de trigo que existe a nivel nacional. “El gobierno nacional dice que si hay harina de trigo y ciertamente la hay, pero no en las cantidades necesarias, en el caso de Mérida; la industria panadera requiere de un aproximado de 60 toneladas de harina de trigo mensual y actualmente están llegando entre 30 y 35 toneladas, lo que no es suficiente para cubrir la demanda”.

Esta situación ha obligado a la empresa panadera a racionar la elaboración y venta de pan, ya que no se cuenta con la materia prima suficiente para ofrecer a los consumidores. “las colas se deben a que estamos “estirando” la poca harina que tenemos, nos toca producir pocas cantidades una o dos veces al día”.


Por otra parte, María Zambrano, presidenta de Fedeindustria Mérida y aspirante a la presidencia de la Asociación de Panaderos del Estado,  considera que el actual déficit de harina de trigo en el estado no se debe a un problema de importación de trigo para el país, sino a que Mérida tiene un consumo más alto al que tiene estimado la Superintendencia de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas.

Señaló Zambrano que en el Estado no solo existen panaderías que quizás son los más altos consumidores, también existen fabricantes de pasteles, pastelerías artesanales, pizzerías y fabricantes del chimo, muchos de los cuales no se encuentran censados pero que igualmente son consumidores de harina de trigo.

Zambrano resaltó que, sumado al retraso que se está presentando en Mérida con el suministro de harina, se añade el paro que hubo en todas los molinos por los contratos colectivos y vacaciones decembrinas. “Para la fecha,  a Mérida le han ingresado aproximadamente 3200 bultos de harina y esperamos que después de iniciadas las actividades en todos los molinos del país, la situación comience a normalizarse”, añadió