• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Fedecámaras calcula pérdidas diarias de $ 3 millones en San Antonio de Ureña

Desde el pasado 19 de agosto, Nicolás Maduro ordenó cerrar la frontera con Colombia en el puente Simón Bolívar, entre San Antonio y Cúcuta, alegando la incursión de paramilitares colombianos | Foto El Tiempo Colombia

Desde el pasado 19 de agosto, Nicolás Maduro ordenó cerrar la frontera con Colombia en el puente Simón Bolívar, entre San Antonio y Cúcuta, alegando la incursión de paramilitares colombianos | Foto El Tiempo Colombia

El representante de la organización en Táchira, Daniel Aguiar, indicó que el cierre de los puentes fronterizos limita  la llegada de mercancías legalizadas desde Colombia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Fedecámaras Táchira, Daniel Aguilar, indicó que tras el cierre fronterizo en San Antonio de Ureña, las perdidas diarias registradas llegan a los 3 millones de dólares.

“Como consecuencia de la paralización de una gran cantidad de empresas, unas por falta de mercadería, y otras por la problemática de que propietarios y parte de la masa laboral habitan pasando el norte de Santander”, manifestó.

El portavoz de la cámara de comerciantes en el Táchira expresó que el cierre fronterizo no acabó con las colas en la entidad. "En todas partes hay colas, aquí no podemos decir que hay abastecimiento total o de 50%”, declaró en una entrevista a Unión Radio.

Aguilar explica que la medida del gobierno no estimula el desarrollo económico de la entidad “a no ser que viniese acompañada con otras medidas que impulsen el comercio en los linderos colombo venezolanos”.

El empresario considera que el gobierno no debió cerrar los pasos en los puentes: Simón Bolívar, General Santander y Unión hacia Colombia.

"Esos puentes legales donde están los funcionarios de la GN y otros organismos no tenían que haber sido cerrados”, agregó.

El titular de Fedecámaras opina que el gobierno debería reforzar los controles en los puentes y permitir el traslado de la mercancía represada en Cúcuta porque no ha sido legalizada.