• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Familias invaden Salinas de Pampatar

La alcaldesa del municipio Maneiro exigió el desalojo de las áreas tomadas para resguardar el reservorio natural

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Contrariedad y sorpresa por la facilidad con la que los ocupantes ilegales de terrenos en el área de Las Salinas de Pampatar han tenido acceso a cabilla y cemento, pese a que en la entidad se vive una marcada escasez de esos rubros, es la primera impresión que manifiesta la alcaldesa del municipio Maneiro, Darvelis Lárez de Ávila, quien exigió a la Guardia Nacional, a la Fiscalía y a las autoridades locales del Ministerio de Ambiente impedir las invasiones que varias familias vienen incitando en el lugar.

De Ávila recordó que en lo que va de año los gremios y particulares han denunciado la escasez de materiales esenciales para la construcción en el territorio neoespartano, lo que afecta no solamente los grandes desarrollos, sino a quienes pretenden construir o mejorar sus viviendas.

En contraste, la alcaldesa destacó que las ocupaciones ilegales se instalan y construyen con rapidez sin tomar en cuenta que esa salina constituye un reservorio natural, así como referencia de la historia y cultura pampatareña.

Llamado urgente. La autoridad municipal emplazó a los cuerpos nacionales en materia de protección ambiental y resguardo de bienes públicos para que impidan las invasiones en el área. Dijo que partiendo de las denuncias de los vecinos, y frente al atropello de los invasores en contra del entorno natural de Pampatar, la Guardia Nacional, las autoridades del Ministerio de Ambiente y del Ministerio Público están en la obligación de evitar que los terrenos de Salinas de Pampatar sean tomados y convertidos en barrios.

Recordó que el presidente Hugo Chávez, en reiteradas ocasiones, se ha manifestado en contra de cualquier tipo de invasión. Manifestó estar extrañada del argumento que presentan los invasores de contar con el apoyo del chavismo y recordó que en el Aló, Presidente número 358, en 2010, el primer mandatario exigió aplicar la ley contra los ocupantes ilegales.