• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Familiares y enfermeras solicitan mayor dotación en Oncológico Dr. Miguel Pérez Carreño

El acelerador lineal continúa sin funcionar y los pacientes no reciben radioterapias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Familiares de pacientes que acuden al hospital Oncológico Dr. Miguel Pérez Carreño, de Naguanagua, denunciaron ayer que debido a la falta de suministros tienen que gastar grandes cantidades de dinero para comprar materiales requeridos en los tratamientos de sus parientes.

Señalaron que desde el 9 de mayo se encuentra dañado el acelerador lineal que utilizan en el área de radioterapias, por lo que quienes requieren ese tipo de tratamientos no lo reciben desde hace más de dos meses.

Johana Durán, familiar de un paciente con cáncer, dijo que deben salir a comprar inyectadoras, yelcos, solución fisiológica, analgésicos y otros requerimientos. “Si se va la luz, la quimioterapia la dejan para dos o tres meses después. Radioterapia no hay tampoco”, dijo. 

Agregó que para cambiar el traqueotomo deben pagar unos 350 bolívares, pues en el hospital no tienen y necesita hacerlo una vez al mes. En total, Durán debe gastar más de 3.000 bolívares mensuales, explicó.

También refirieron los familiares que en ocasiones deben comprar hasta los medicamentos para las quimioterapias. Aseguraron que solicitan ayudas a instancias gubernamentales pero no siempre las consiguen, muchas veces por el retardo en la entrega de los informes médicos que les piden para concretar el apoyo.

Maribel Villa, otra afectada por la situación, insistió en que esperan la solución de estos problemas pues la salud debe ser prioridad en el país.

Yajaira Henríquez, con dos familiares que asisten al oncológico Pérez Carreño por diversos padecimientos de salud, indicó que una de sus hermanas requiere una cirugía menor pero le dieron fecha para el 22 de agosto porque el área para estas intervenciones se encuentra contaminada. “Es la tercera vez que viene”, denunció.


Gremio enfermería. También los enfermeros se lamentaron por la situación de carencia. Julio García, presidente del Colegio de Enfermeros en Carabobo, detalló que además de la falta de suministros en el oncológico, también deben enfrentar algunas situaciones de acoso laboral “y aperturas de procedimientos para tratar de cercenar el derecho de los enfermeros a concentrarse en asambleas”.

Manifestó que esta situación con el gremio es anormal y no debería continuar. Ayer se reunieron con el director del oncológico, Justino Espinoza, y planean un encuentro con autoridades de Insalud.

“Esperamos que estas condiciones que evidenciamos en materia de dotación de insumos se mejoren, porque de las situaciones que viven los pacientes nos corresponde a los enfermeros dar la cara para decir que no hay”, señaló.

Respecto a otros reclamos, García recordó que en Carabobo unas 600 enfermeras esperan por el régimen de jubilaciones, además de que los 4.000 profesionales del gremio de Insalud tienen problemas con las prestaciones sociales.

“1.200 enfermeros suplentes, contratados y egresados de las misiones están esperando que se les regularice su estabilidad laboral a través de la creación de cargos y no hemos recibido respuesta”, denunció.


El dato

Julio García explicó que corresponde al Gobierno nacional y regional arreglar el acelerador lineal. Resaltó que no hay justificación para que la pieza siga dañada. “Si viene del exterior, por la urgencia, entre 10 y 15 días, se debió haber solventado”.