• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Falta de materiales paraliza construcción

La estatización y cierre de Cementos Táchira es percibido como una de las causas que ha agravado la escasez | Foto: Eleonora Delgado

La estatización y cierre de Cementos Táchira es percibido como una de las causas que ha agravado la escasez | Foto: Eleonora Delgado

El concreto regulado y el acero cuestan 80 y 180 bolívares respectivamente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de la Corporación de Infraestructura del Táchira, Yobel Sandoval, indicó que la construcción y avance de obras en la entidad se ha paralizado a causa de la escasez del cemento y la cabilla. Resaltó que la situación ha influido en las contrataciones de personal temporal.

“Esto ha conllevado paralizar los desarrollos, lo que afecta a muchos padres y madres que dependen de la construcción para llevar el sustento a sus hogares, en especial en una época importante como es diciembre”, dijo Sandoval.

Explicó que a causa del desabastecimiento del cemento y la cabilla se ha retrasado la entrega de los proyectos aunque, para no perder el tiempo totalmente, se adelantan trabajos periféricos como conducciones de aguas y electricidad.

Sandoval hizo notar el hecho de que en el mercado paralelo estos materiales alcanzan precios exorbitantes.

“Hay gran especulación en estos productos. El cemento que está regulado en 18 bolívares, se consigue entre 70 y 80 bolívares. Una cabilla que está por el orden de 40 bolívares, hoy se consigue entre 140 y 180 bolívares. En las obras programadas con un costo de inversión inicial, con estos precios, su meta se reduce y conlleva una reinversión para concluirlas”, dijo el funcionario.

Efectos a largo plazo. Sandoval recordó que antes de la estatización de Cementos Táchira, la empresa tenía la capacidad de producir de 28.000 a 30.000 sacos diarios del material, pero a la fecha la producción asciende a sólo 4.000 sacos al día. La gerencia especializada en esta empresa fue removida.

La Gobernación del Táchira, a través de Corpointa, está ejecutando obras que no están directamente vinculadas al concreto y al acero. “Estamos recuperando la vialidad rural y principal en municipios como Córdoba y en Torbes, donde es necesaria para sacar el tomate, los cambures, el queso y las carnes”, señaló.

El Dato

Cementos Táchira, después de ser estatizada, pasó de producir 30.000 sacos a alrededor de 4.000 sacos del material al día.