• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Falta de insumos pone en riesgo 97.000 empleos

El sector está operando a 20% de su capacidad instalada, debido a la escasez de materia prima

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alrededor de 17.000 empleos directos y 80.000 indirectos que dependen del sector de la pequeña y mediana industria en Carabobo se encuentran en riesgo, debido a la casi paralización de las fábricas y empresas, informó Manuel Emilio Pérez, presidente de la Cámara de Pequeños y Medianos Industriales y Artesanos de la entidad.
Explicó que este inicio de año no ha sido favorable para los sectores productivos que forman parte de Capemiac, que afilia a 520 empresas en el estado Carabobo, e informó que en este momento la industria está prácticamente paralizada, debido a la escasez de materias primas esenciales para la producción. La operatividad, en general, sería de 20% de la capacidad instalada.
“Esto se debe a las políticas erradas aplicadas por el Gobierno nacional, pues se ha reducido a su mínima expresión el otorgamiento de divisas y dólares para los sectores productivos”, añadió Pérez.
Expresó que las industrias que reanudaron labores, luego del receso decembrino, se encontraron con una escasez gravísima en los insumos que requieren.
“Tenemos dificultad para conseguir acero al carbono –que es hierro negro–, aluminio, acero inoxidable, tubos de cualquier tipo y cabillas. La parte del sector eléctrico está afrontando serias dificultades porque los barnices eléctricos, los aislantes y los mismos conductores, que son fabricados en el país, no se consiguen, pues son adquiridos por la Gran Misión Vivienda y esto ocasiona, en muchos casos, su paralización”, aseguró Pérez.
Dijo que Corpoelec soluciona sus problemas importando transformadores, conductores y aislantes, pero el sector de la pequeña y mediana industria no tiene acceso a la obtención de divisas, ni siquiera a través de Cadivi. “Ni el Sitme ha sido una solución para nosotros”, lamentó.

Buscar salidas. Emplazan al Gobierno a tomar cartas de inmediato en el asunto, para evitar que se paralice por completo el sector.
“Pedimos que se despenalice la posibilidad de adquirir divisas. No solicitamos que eliminen el control de cambio porque sabemos que la fuga de divisas es otro problema grave para el país”, refirió.
Señaló que debido a la escasez de divisas, la presión inflacionaria se hace cada vez más fuerte, por lo que proponen como una solución la creación de una mesa de dinero en la que podrían concurrir los entes económicos que son responsables de la producción y de esa manera adquirir las divisas que necesitan para su trabajo.
Pérez subrayó que el sector plástico tiene materia prima, pero no en las cantidades que requiere, sin embargo, muchas máquinas necesitan repuestos que no se encuentran.
“El sector de jugos se queja porque no hay envases, pero sí hay la materia prima para fabricar los envases. Lo que ocurre es que las maquinarias están paralizadas por falta de repuestos”, dijo.
Otras situaciones que ocasionan demoras o entorpecen el trabajo de los pequeños y medianos industriales carabobeños es la falta de suministro eléctrico que aún se presenta en forma de cortes no programados.