• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Exigen conocer estatus de 5.000 contenedores en Puerto Cabello

La diputada Deyalitza Aray solicitó ser incorporada en investigaciones que se realizan a mercancía en abandono legal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 El mayor general Hebert García Plaza, ministro de Transporte Acuático y Aéreo, dijo el sábado que por informaciones suministradas por el Seniat, se presume que 5.000 contenedores están en estado de abandono en Puerto Cabello. La diputada por Carabobo y miembro de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, Deyalitza Aray, exigió conocer el estatus real de esos cargamentos.

La legisladora solicitó ser incorporada en las investigaciones, junto con otros diputados, luego de que se inspeccionaran 136 contenedores en abandono legal, que contendrían algunos alimentos, envases para compotas, fertilizantes y productos para procesar comida de animales.

Aray indicó que las declaraciones del ministro son la confirmación de las denuncias que se han venido haciendo desde hace algunos meses. La diputada -por Proyecto Venezuela- expresó que se trata de una alerta porque el país se encuentra inmerso en "una crisis de desabastecimiento, mientras el gobierno se prepara para anunciar la aparición de un nuevo caso de descomposición de alimentos en nuestros puertos".

Aray señaló que sería inaceptable que se reedite el caso de alimentos descompuestos de Pdval en 2010, porque gran parte de la importación de rubros alimenticios está bajo control del Estado, así como la asignación de las divisas para esas compras en el extranjero.

La parlamentaria recalcó que cuando se produjo el escándalo de Pdval, se habló de un primer hallazgo de 1.132 contenedores con comida dañada, mientras ahora se asoma la posibilidad de unos 5.000, sin que se conozca lo que contienen.

Resaltó que el gobierno ha insistido en señalar que las fallas de abastecimiento se han producido por una guerra económica, pero en realidad es un asunto que no ha podido ser resuelto por ellos mismos, a pesar de la asignación de los recursos.