• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Dirigentes yanomamis dudan de versión que descarta masacre

El 6 de septiembre se difundieron imágenes de la ministra de Pueblos Indígenas Nicia Maldonado conversando con integrantes de una comunidad yanomami/ Ministerio de Pueblos Indígenas

El 6 de septiembre se difundieron imágenes de la ministra de Pueblos Indígenas Nicia Maldonado conversando con integrantes de una comunidad yanomami/ Ministerio de Pueblos Indígenas

El único indígena que aseguró saber dónde quedaba el lugar del supuesto crimen y que sirvió de guía a la comisión oficial que viajó al Alto Ocamo puso en tela de juicio las conclusiones del Gobierno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luis Shatiwë y Eliseo Silva, directivos de la organización Horonami que denunció la masacre de yanomamis en la comunicad Irotatheri, en el estado Amazonas, suscribieron un informe que pone en entredicho la versión oficial, según la cual "nada ha pasado y todo está bien" en el Alto Ocamo.

Shatiwë y Silva integraron la comisión, encabezada por el teniente coronel (Ej.) Orlando Romero Bolívar, que el 1° de septiembre se trasladó al municipio Alto Orinoco del estado Amazonas con el propósito de ubicar a la comunidad Iriotatheri y verificar si había ocurrido una masacre.

La denuncia inicial sobre el ataque de mineros ilegales procedentes de Brasil que habría ocurrido a principios de julio de 2012 fue formulada el 27 de agosto ante el defensor del pueblo delegado del estado Amazonas, la fiscal superior del estado Amazonas y el comandante de la 52 Brigada del Ejército y Guarnición Militar de Puerto Ayacucho.

Horonami se fundamentó en los testimonios de los indígenas Hikarinawë y Yarushinawë, que aseguraron haber sobrevivido al incendio del shabono de Irotatheri y al asesinato de sus habitantes a manos de mineros ilegales procedentes de Brasil, porque para ese momento ellos estaban de caza en una zona alejada.

En el informe publicado el 20 de septiembre en el sitio en Internet horonamiblogspot.com se indica que el único yanomami que aseguró que sabía donde estaba ubicada la comunidad Irotatheri negó que fuera el mismo lugar que mostraron las autoridades y en el cual no había la más mínima evidencia de hechos violentos.