• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Denuncian nuevos allanamientos en residencias en San Cristóbal

Advierten que en Táchira los antimotines apostados en las vías son retirados durante el día y en la noche son sustituidos por guardias del pueblo que no cuentan con equipos especiales sino armas de fuego cortas y largas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En horas de la noche del jueves comisiones mixtas de la Guardia Nacional Bolivariana y de la policía científica practicaron visitas domiciliarias en la urbanización Los Teques, en Pueblo Nuevo, zona residencial donde se llevaron a cabo procedimientos de allanamiento, registro e incautación en viviendas con el objeto de ubicar a personas que habrían promovido barricadas durante los meses de febrero y marzo.

Las actuaciones fueron rechazadas por parte de los residentes que tocaron cacerolas y pitos y según comentaron vecinos, frenaron la detención y traslado de habitantes del sector. Comentaron que sólo pudieron detener y trasladar a la sede del Comando Regional N°1 de la GNB a un joven que posteriormente fue dejado en libertad cerca de la media noche.

Tras el retiro de tropas, fueron levantadas las alcantarillas en un tramo de la vía principal y colocadas bolsas de basura. Posteriormente, fueron desplegados antimotines de la guardia en la vía principal de la urbanización Los Teques donde aún permanecen.

Campamento

En el primer campamento “contra la militarización de la ciudad y por la libertad”, ubicado en la intersección de las avenidas España y principal de Pueblo Nuevo, miembros de la sociedad civil se congregaron para realizar el “Sancocho por la Unidad” y compartir con quienes permanecen en carpas desde hace seis días.

En el segundo campamento, instalado este jueves y ubicado en la intersección de las avenidas principal de Pueblo Nuevo y Ferrero Tamayo, se realizó una asamblea de ciudadanos en la noche del viernes.

“Seguimos en resistencia. Decidimos permanecer un grupo de estudiantes y civiles aquí. Hicimos una reunión después de dos meses de lucha y acordamos en seguir luchando. Poco a poco se han sumado personas”, comentó el estudiante Víctor Camejo, uno de los voceros de la agrupación.

El campamento está ubicado frente a un piquete de militares que fue apostado en el lugar con una tanqueta, desde que fueron retiradas las barricadas en las vías de la zona. Señalaron que los antimotines son retirados durante el día y que en la noche son sustituidos por guardias del pueblo que no cuentan con equipos especiales sino con armas de fuego cortas y largas.

“No hemos tenido inconvenientes (con los militares). Más bien se nos han acercado y hemos hablado con ellos. Nos pidieron los datos personales para protegernos, según nos dijeron. Esa información no se la hemos dado”, agregó otro de los que acampa.