• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Colegio de Médicos del Zulia denuncia el grave deterioro de la salud pública

"Esta es la realidad en los quirófanos de los hospitales en #Venezuela" dice @limonweb |Foto vía @limonweb

"Esta es la realidad en los quirófanos de los hospitales en #Venezuela" dice @limonweb |Foto vía @limonweb

Instaron a las autoridades sanitarias y al gobierno a que consideren la atención de salud como materia prioritaria y, en consecuencia, flexibilicen los mecanismos para la adquisición de medicamentos e insumos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Colegio de Médicos del estado Zulia denunció a través de un comunicado el déficit de medicamentos y otros insumos médicos que afecta a la adecuada atención de los pacientes en las instituciones públicas de ese estado y en todo el país.

Recalcaron en el texto que el problema no es de responsabilidad médica y recordaron que la Constitución establece la salud como un derecho fundamental de los venezolanos, que debe ser garantizada de forma gratuita por el gobierno.

 Indicaron que a la carencia de medicamentos, se une la de insumos médicos, así como la falla de equipos de diagnóstico, laboratorios, anestesia, o equipos para el diagnóstico por  imágenes, que se encuentran sin funcionar desde hace varios años, por falta de mantenimiento.

 “Las dificultades para lograr una prótesis, retrasan de manera importante las cirugías en los servicios de cirugía cardiovascular, hemodiamia, traumatología, neurocirugía, por citar algunas, y comprometen de manera importante la vida de estos pacientes, cuyas enfermedades progresan y se complican en la espera del acto quirúrgico. Todo esto sin contar el deterioro de la infraestructura en pabellones, salas de emergencia, retenes, ascensores,  aires acondicionados además de las graves fallas de servicios tan indispensables como el agua y la energía eléctrica”, explicaron. 

Por otra parte, detallaron los riesgos a los que se exponen los pacientes por la escasez de medicamentos. “De forma creciente y progresiva cada día son más escasos los medicamentos e insumos,  y en consecuencia,  mayores son los riesgos de los pacientes. La prescripción de un medicamento debe cumplirla el paciente con las especificaciones que suscribe el médico tratante,  en la presentación, composición  y dosis del o los medicamentos que requiera, por el tiempo que sea necesario, de acuerdo a la patología que presente el paciente”, explicaron.

 Indicaron que observan cada más frecuentemente que  el paciente regresa al consultorio o a la emergencia con el récipe, “cansado de buscar su receta, y en consecuencia con mayor grado de acentuación de sus síntomas”, o en otros casos,  “con la presentación de crisis derivadas de la suspensión o deprivacion de medicamentos de uso permanente”.

 Reportan en este sentido  que la presencia de crisis hipertensivas, crisis convulsivas, descompensación en pacientes cardiacos, diabéticos,  con nefropatías, o pacientes con patología endocrina, se ha hecho mucho más frecuentes y recalcan que, en ocasiones, esta complicaciones pueden derivar en muertes, como en el caso de los pacientes que requieren la colocación de marcapasos,  pacientes con cáncer, o con HIV; éstos últimos especialmente afectados porque cada vez “hay más dificultades para controlar su enfermedad, por la inexistencia de agentes quimioterápicos y antirretrovirales”.

Es por esto que afirman que realizan prácticamente una labor “heroica” en los hospitales para poder cumplir con las necesidades de los pacientes, actos que según consideran, “no son reconocidos, ni mucho menos dignificados, por las autoridades sanitarias de las instituciones de salud pública”. 

En el texto, hacen un llamado a los médicos que se encuentran en posición de dirigencia pública a emprender las acciones necesarias para garantizar la atención gratuita y de calidad que merece el paciente, “en franco apego al juramento que prestamos como médicos y como ejecutivos en estos casos específicos. El ejercicio de la Medicina debe ser dignificado. Son los médicos quienes cada minuto, están enfrentando la muerte,  en muchos casos solo con sus manos, su conocimiento y su empeño por arriesgar hasta su vida y su honor, por lograr la atención oportuna de un paciente y evitar así una complicación o la muerte. Son los verdaderos salvadores de vida, conjuntamente con el equipo de salud”.

 Instaron a las autoridades sanitarias y al gobierno a que consideren la atención de salud como materia prioritaria y, en consecuencia, flexibilicen los mecanismos para la adquisición de medicamentos e insumos, y para la reposición pronta de aquellos equipos que ya no pueden funcionar. Por último, recordaron que la presencia de nuevas epidemias obliga a poner más empeño en garantizar la atención de salud y  fortalecer las jornadas de educación sanitaria, así como la erradicación y control de vectores.