• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Celebraron misa por aniversario de la visita de Juan Pablo II a Mérida

El nuncio Apostólico en su homilía hizo referencia a las palabras del papa Juan Pablo II y recordó parte de sus vivencias personales con el hoy santo. / Leonardo León.

El nuncio Apostólico en su homilía hizo referencia a las palabras del papa Juan Pablo II y recordó parte de sus vivencias personales con el hoy santo. / Leonardo León.

Esta actividad, organizada por la Arquidiócesis de Mérida y coordinada por la Parroquia Universitaria, estuvo cargada de demostraciones de afecto hacia San Juan Pablo II

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El nuncio apostólico del papa Francisco en Venezuela, Monseñor Aldo Giordano, ofició la una concurrida ceremonia en la Hechicera, estado Mérida, donde estuvo acompañado por Monseñor Baltazar Enrique Porras Cardozo Arzobispo de Mérida;Monseñor Alfredo Enrique Torres Obispo Auxiliar y sacerdotes de todas las parroquias merideñas.

Esta actividad, organizada por la Arquidiócesis de Mérida y coordinada por la Parroquia Universitaria, estuvo cargada de demostraciones de afecto hacia San Juan Pablo II.

Antes de la misa el Giordano recibió a los alcaldes de los municipios: Libertador, Campo Elías, Alberto Adriani, Zea, Rangel, así como a la representación de concejales de la ciudad capital.

Los mandatarios regionales entregaron una talla de San Benito del páramo merideño.

El representante del papa Francisco en Venezuela sostuvo una conversación con padres de los estudiantes perseguidos y miembros de la sociedad civil merideña, quienes entregaron una carta con una serie de peticiones.

En este evento estuvieron presentes las autoridades universitarias, dirigentes estudiantiles, profesores universitarios y representantes gremiales que compartieron esta celebración eucarística.

El nuncio Apostólico en su homilía hizo referencia a las palabras del papa Juan Pablo II y recordó parte de sus vivencias personales con el hoy santo.

Monseñor Baltazar Porras agradeció a todos los asistentes las expresiones de alegría y afecto y encomendó a los merideños a seguir siendo la reserva espiritual de Venezuela, tal como lo dijo hace 30 años San Juan Pablo II en su visita a esta ciudad.