• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Grandes rutas de escape atraen a bandas delictivas a Carabobo

Walid Makled | Reuters

Walid Makled | Reuters

Por cada 1.000 habitantes hay 0,87 policías; esta cifra incluye a los funcionarios en labores administrativas, que no patrullan

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Walid Makled, uno de los cinco narcotraficantes más buscados del mundo, estableció en suelo carabobeño su centro de operaciones, y de las pistas del aeropuerto Arturo Michelena despegó un avión cargado con más de una tonelada de cocaína. Además de los delitos asociados con sustancias estupefacientes y psicotrópicas, las cifras de homicidios sitúan a la entidad como la tercera más peligrosa de Venezuela, llegando a tener algunos fines de semana índices muy similares a los de Caracas.

El segundo puerto más importante del país, un aeropuerto internacional y la autopista principal del centro-norte de Venezuela son las grandes rutas de escape que hacen de Carabobo un estado que atrae a las bandas delictivas para que operen en él, aseguró el criminólogo Fermín Mármol García. “Carabobo tiene las bandas criminales más violentas que se conozcan en el país. Todo el problema de inseguridad de Lara, Aragua y los llanos confluye en Carabobo para actuar, y tienen muchas rutas de escape. Tienen la única vía de transporte terrestre de mercancía. Comparado con lo que lo rodea, es un estado muy apetecible para los delincuentes”, aseguró.

A pesar de ser conocida como una región peligrosa, el déficit de funcionarios policiales y de GNB en labores de patrullaje es similar al del resto de Venezuela: 80%.

Los 2.245.744 carabobeños, según el Censo 2011 del INE, son resguardados por solo 7.775 funcionarios, incluidos los que se mantienen en labores administrativas. Es decir, por cada 1.000 habitantes hay 0,87 policías, cifra muy alejada de la cantidad que norma la ONU en países con el crimen y la violencia controlados, en los que debe haber 3 funcionarios patrullando por la misma cantidad de habitantes.

La cifra es más distante aún de la acogida por Tareck El Aissami cuando era ministro de Interior y Justicia, y aprobada por la oposición, de 4 policías por cada 1.000 habitantes.

En la región se necesitarían 26.948 policías para los cuatro turnos de patrullaje diarios. El déficit de funcionarios es de 71%.

La tercera tasa más alta del país. Funcionarios policiales indicaron que en promedio se cometen entre 33 y 37 homicidios a la semana en Carabobo. Agregaron que todos los lunes se reúnen los directores de los cuerpos policiales en el Comando Regional 2 para plantear estrategias que disminuyan los hechos delictivos.

Sin embargo, hay fines de semana donde los números son similares a los de toda la semana y a los de Caracas. Entre el 6 y el 8 de septiembre fueron ingresados a la morgue de Valencia 23 cuerpos por asesinato, mientras que en Caracas, ese fin de semana, entraron a la morgue 26 cadáveres –entre muerte natural, siniestros viales y homicidios–.

Del 20 al 22 de septiembre la diferencia fue de un número. Mientras que en Carabobo ocurrieron 24 homicidios, en Caracas fueron ingresados 25 cadáveres al departamento de Medicatura Forense.

El sector de Valencia en donde se registra la mayor cantidad de asesinatos es la parroquia Miguel Peña, de acuerdo con las cifras expuestas en los medios regionales. Allí reside 44,7% de la población de toda la ciudad.

Hasta el 30 de septiembre de este año se han cometido en Carabobo 1.297 homicidios, lo que representa 4,7 al día. La tasa en el estado es de 58 homicidios por cada 100.000 habitantes.

En un estudio realizado por la ONG mexicana Seguridad, Justicia y Paz, entre las 50 ciudades más violentas del mundo, Caracas es la primera ciudad venezolana con 3.862 muertes para una tasa de 118,89 por cada 100.000 habitantes. Le siguen Barquisimeto con 804 homicidios y una tasa de 71,74; Valencia con 977 muertes y una tasa de 43,87, y Maracaibo con 784 asesinatos y una tasa de 35,44, con datos del 2012.

En 2011, en Carabobo se registraron 1.616 homicidios, según datos de la Medicatura Forense y medios regionales. Las mismas fuentes indican que el 2012 cerró con 1.814, un incremento de 12%. 

Barrera de impunidad

En los primeros dos años de gestión, Salvatore Lucchese, director de la Policía de San Diego, logró reducir los delitos en 80%, en los 104 kilómetros cuadrados de la entidad. En los últimos 7 años los números se han mantenido. Disminuirlos se ha hecho imposible por la impunidad, aseguró.

“Jueces irresponsables que liberan a la ligera al infractor de la ley, han hecho difícil la tarea de la policía. El hampa va aplicando nuevas técnicas y nosotros vamos montando otras para minimizar el delito”, dijo el director.

San Diego es uno de los municipios con las cifras de homicidios más bajas del estado. Allí el patrullaje inteligente ha funcionado desde hace seis años, agregó Lucchese. “Hace seis años lo participé a Visipol, al MIJ. Ahora ellos están descubriendo el agua tibia. En nueve años no hemos recibido ni un cartucho del gobierno central”, manifestó.

Agregó que en San Diego, con una población de 158.800 habitantes, las patrullas tienen GPS y cámaras que envían las imágenes a la oficina central. “Se necesita controlar al funcionario apoyándote en la tecnología y en la experiencia”, agregó. 

Hogar de Los Invisibles 

En Carabobo también se han desarrollado largas historias de bandas delictivas como la de Los Invisibles, responsable de al menos 30 secuestros en la zona central del país.

Tras el primer escape del jefe de la banda, Francisco Velazco Vargas, alías el Gerente, fue detenido cuando salía de un hotel localizado en el sector Castillito, del municipio San Diego.

“Este es el golpe más importante que le hemos dado al crimen organizado”, destacó el entonces  ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami.

Velazco Vargas se fugó en tres oportunidades de la justicia. La primera vez fue el 1° de mayo de 2010 en la sede principal del Cicpc en Caracas, luego, el 29 de agosto del Internado Judicial de Carabobo salió disfrazado de mujer y la tercera oportunidad fue de otro recinto custodiado por el MIJ.

El domingo 21 de octubre de 2012, Fraiber Ever Velazco Vargas murió en un enfrentamiento con funcionarios del Cicpc en Aragua, según confirmó el entonces ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol.

La Cifra

12% se incrementó la cifra de homicidios en el estado desde el 2011 hasta el 2012.