• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Calidad del agua en Carabobo será discutida en tribunales

 La población de bora y lemna en el embalse PaoCachinche contribuye a la turbidez y toxicidad del agua | Tibisay Romero

La población de bora y lemna en el embalse PaoCachinche contribuye a la turbidez y toxicidad del agua | Tibisay Romero

Representantes de la ONG Movimiento por la Calidad del Agua consideran que la sentencia es un triunfo para la sociedad civil

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Es una oportunidad histórica para impedir que se sigan cometiendo las acciones irresponsables que han llevado a la contaminación del embalse Pao-Cachinche”. Así consideró el físico Edison Durán, director general del Movimiento por la Calidad del Agua, el juicio que iniciará el Tribunal Tercero de la Gran Valencia sobre el problema de la calidad del agua.

Durán opina que este proceso es relevante para sentar un precedente que impida, no sólo en Carabobo, sino en todo el país, que se tomen decisiones que afecten el medio ambiente sin haber hecho un estudio de impacto ambiental como ha sucedido con el embalse Pao-Cachinche.

Lucio Herrera, director legal del Movimiento por la Calidad del Agua, explicó que “el procedimiento estipula que Hidrocentro presente un informe para explicar las causas de las deficiencias en el servicio, seguido de una audiencia preliminar oral en la que las partes podrán exponer ante el juez los elementos de prueba que serán analizados en un juicio breve, según establece la Ley Orgánica de la Jurisdicción Contencioso Administrativa”, explicó.

El Tribunal Tercero Municipal tendrá 90 días para estudiar el recurso introducido por el Movimiento por la Calidad del Agua y luego escuchar los argumentos de las partes involucradas.

Ya han sido citados Hidrocentro, Hidroven, Procuraduría General de la República, Ministerio del Ambiente, Indepabis, Ministerio Público, Ministerio de Salud y el Movimiento por la Calidad del Agua, en su condición de demandante, detalló Manuel Pérez Rodríguez, director técnico de la fundación ambiental.

Problema de salud pública. Edison Durán indicó que si el tribunal dicta medidas que impidan la construcción de un nuevo trasvase hacia el Pao-Cachinche y, eventualmente, un cese del bombeo actual, se pueden impedir las causas de la contaminación del embalse y garantizar a las futuras generaciones la salubridad de la única fuente de agua dulce que abastece a Valencia, así como a municipios de Aragua y Cojedes.

“Queremos que la mayor cantidad de ciudadanos, ONG ambientales, sociedad civil, consejos comunales y gremios profesionales puedan sumarse a esta causa, pues de la calidad del agua que se distribuye depende en gran medida la salud de la población”, destacó Durán.

Agregó que estudios han demostrado, aunque no de manera concluyente, que altos contenidos de aluminio en el agua pueden afectar el sistema neurológico e incidir en la aparición de algunos tipos de autismo u otras enfermedades. Asimismo, el exceso de cloración puede generar daños cutáneos e irritación de las mucosas, y la presencia de grupos de bacterias en el agua causar diarreas, entre otros padecimientos.

“Lamentablemente, hay evidencias de que el agua que se está distribuyendo a más de 3 millones de personas no cumple con los parámetros establecidos en las normas de calidad de agua en Venezuela”, aseguró.

La otra gran preocupación de la ONG es que no se concrete otro trasvase desde el lago de Valencia hacia este embalse pues, según han dicho voceros oficiales, significaría el triple del bombeo actual, con las consecuencias negativas de estas descargas.

Al respecto, Manuel Pérez Rodríguez, representante del Movimiento por la Calidad del Agua, manifestó que día a día se agrava la situación del embalse Pao-Cachinche. “Recibe las descargas de aguas servidas de la Gran Valencia. Aproximadamente 60% de la superficie del embalse presenta densa espesura de bora y lemna. Debajo de éstas hay cantidades astronómicas de cianobacterias, las cuales no son removidas completamente en las plantas potabilizadoras”, afirmó.

Lucio Herrera señaló que mientras más agua contaminada del lago llega al embalse se compromete más el trabajo de las plantas potabilizadoras Alejo Zuloaga y Lucio Baldó.


RECUADRO

Lucha ciudadana

Desde finales de 2009 organizaciones y conocedores del tema ambiental han alertado sobre el problema del agua en el área metropolitana de Valencia y algunos municipios de Aragua y Cojedes, que también son abastecidos por el Sistema del Acueducto Regional del Centro.

En 2010 el Movimiento por la Calidad del Agua introdujo un recurso de amparo ante el Tribunal Supremo de Justicia para solicitar el acceso a la información pública sobre los parámetros de calidad del agua y el estudio de impacto ambiental del trasvase desde el lago de Valencia hacia el embalse Pao-Cachinche, que abastece a 3 millones de habitantes. No obtuvieron respuesta.

Desde entonces sus peticiones ante varias instancias gubernamentales han sido, básicamente, dos: el cese del trasvase que comenzó en 2007 desde el lago de Valencia hacia el Pao-Cachinche –que se calcula en 5.500 litros por segundo–, y que se hagan estudios de impacto ambiental antes de instrumentar medidas como ésta.

El 22 de marzo de 2012 el Movimiento por la Calidad del Agua interpuso otro recurso de amparo ante la Sala Constitucional del TSJ, por el derecho a la salud y a un ambiente sano, refirió Lucio Herrera, directivo de la ONG.

El 6 de mayo, con una ponencia de la entonces magistrada Luisa Estella Morales, el TSJ declinó su competencia a los juzgados de municipio.

“Esa fue una decisión que pareciera buscó evadir conocer del asunto y recalificó la acción como demanda de omisión, demora o deficiente prestación de servicio público”, dijo Herrera.

Otras organizaciones les han brindado su respaldo como el Colegio de Ingenieros de Carabobo y la Asociación de Ejecutivos de Carabobo, entre otras. 



Los datos

* Manuel Pérez Rodríguez anunció que el petitorio del Movimiento por la Calidad del Agua conlleva la exigencia de una solución definitiva al incremento del nivel del lago de Valencia.

* El 21 de diciembre de 2011 el entonces legislador Germán Benedetti consignó ante la Comisión Delegada del Consejo Legislativo de Carabobo un acta de inspección de la planta de tratamiento de aguas residuales La Mariposa, y sostuvo que presentaba problemas operativos. El 3 de enero de 2012 entregó el acta a la Fiscalía Tercera de Carabobo.



@tibisayromero