• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

El Cabriales hizo sentir su fuerza

Río Cabriales se desbordó en Valencia debido a las fuertes lluvias

Río Cabriales se desbordó en Valencia debido a las fuertes lluvias

El domingo en la tarde el río reclamó su cauce. Desde 1986 los habitantes de Valencia no habían visto un desbordamiento con tanta violencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando comenzó a llover intensamente el domingo pasado en Valencia, aproximadamente a las 4:00 pm, nadie podía imaginar que el apacible río Cabriales, el mismo que recorre buena parte de la ciudad, dejaría sentir su fuerza.

Las precipitaciones duraron más de 1 hora y 20 minutos, pero antes de que terminara el aguacero, los vecinos del conjunto residencial Parque Kerdell, en Las Acacias, y los de las residencias Centro Norte, en el Paseo Cabriales, se percataron de la emergencia. Los sótanos y estacionamientos de esos edificios estaban completamente inundados.

Resultaron anegadas también las avenidas Bolívar, Paseo Cabriales, Branger y Andrés Eloy Blanco y varias calles de Valencia. Se inundaron sectores como el callejón Caribbean, Prebo y Agua Blanca, en este caso por el desbordamiento de la quebrada El Añil.

La última vez que los habitantes de Valencia vieron desbordarse el Cabriales fue en 1986. “Aquella vez vimos que sacaron botes playeros de goma para ayudar a las personas a llegar a sus residencias”, recordó Carmen Rojas, vecina de la urbanización Los Sauces.

La fuerza del río

Armando Román, habitante de Centro Norte, relató: “Como estaba tan alto el nivel del río, en lugar de salir el agua de lluvia por las alcantarillas, se movía en sentido contrario; de esa forma se inundó el sótano del edificio”.

En ese momento había más de 30 vehículos en el estacionamiento. “Algunos vecinos se arriesgaron a entrar en el sótano y trataron de sacar sus carros; pero la basura que desciende de los apartamentos hasta la compactadora estaba allí al momento de la inundación y todo colapsó”.

“Se oía un gran estruendo. En la curva que está cerca del nuevo puente de la Rojas Queipo, el río golpeó las bases de piedra de los gaviones y derrumbó algunas por el fuerte empuje del agua”, describió Román.

En Centro Norte viven 238 familias en 2 torres, indicó Rosaura López, presidenta de la junta de condominio. “Vimos que se inundó de repente hasta la orilla de la cancha que tenemos a un lado, y el agua penetró con mucha fuerza, especialmente hacia el sótano”, contó López, mientras acompañaba a funcionarios de Protección Civil que evaluaban las condiciones del lugar.

“Este es el segundo episodio de desbordamiento de gran magnitud del Cabriales, pero con cierta frecuencia hemos tenido inundaciones en el sótano porque el conjunto residencial está a la orilla del río”, dijo.

En Centro Norte varios vecinos informaron que desde hace meses tienen problemas con un hueco que abrió Hidrocentro y que aún está sin reparar, justo a la entrada del lugar. Agregaron que esperan por la limpieza de las alcantarillas, que corresponde a la Alcaldía de Valencia.

Continuaban sacando carros

Ayer en la mañana continuaban sacando carros que quedaron atrapados en el sótano de Parque Kerdell. Había 20 afuera, y faltaban 39. En ese edificio hay 163 apartamentos.

El agua de la quebrada El Añil entró con tanta fuerza, que derrumbó las cercas de la cancha deportiva, rompió muros e inundó el sótano como nunca antes había ocurrido.

Sergio Bacalao perdió su vehículo. “Oí el domingo los gritos de los muchachos que estaban en la piscina, que decían estaba pasando algo muy grave. Bajé y traté de sacar el automóvil, pero ya el sótano estaba inundándose”, dijo.

En ese conjunto residencial todavía continúan sin servicio de gas y de agua potable.

Bacalao relató que antes de que lloviera estaban sin electricidad, lo que también imposibilitó el uso de bombas para extraer el agua. “Aquí nos quedamos casi a diario hasta tres horas sin luz”.

Otro vecino, William Gámez, narró que estaba llegando a Parque Kerdell el domingo pasado, cuando venía el agua hacia el estacionamiento. “Tuve que dejar el carro atravesado y se lo llevó la corriente. En la parte de atrás de los edificios se cayó un muro y el oleaje arrastró lo que conseguía a su paso”.

Parque a resguardo

 El parque Fernando Peñalver, localizado a orillas del Cabriales, fue poco afectado por la lluvia, afirmó Juan Cruz Rey, presidente de Fundalegría que tiene a su cargo la administración del sitio.

Dijo que recientemente construyeron gaviones protectores en los cuatro puentes y en las curvas del río: “Por eso no se desbordó, ni hubo daños en el parque”.