• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Cicpc cita a expertos eléctricos por declarar sobre la crisis

La falla ocurrida en Barinas habría afectado también a Táchira y Mérida, según Corpoelec | Yonny Camacho

La falla ocurrida en Barinas habría afectado también a Táchira y Mérida, según Corpoelec | Yonny Camacho

El artículo 108 de la Ley Orgánica del Sistema y Servicio Eléctrico establece que quien difunda información confidencial sobre el sistema eléctrico puede ser penalizado hasta con 16 años de cárcel

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tres expertos en asuntos eléctricos, que han declarado en los medios analizando las causas de los más recientes apagones, fueron citados desde este miércoles por el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas.

Los ingenieros Víctor Poleo, Miguel Lara y José Manuel Aller fueron convocados por el Cicpc, presuntamente por haber informado al país sobre la situación eléctrica, especialmente luego del apagón nacional del día 3 de septiembre que dejó sin luz a 18 estados del país.

Poleo habría acudido el miércoles a declarar, mientras que Lara y Aller lo harán el día de hoy. Según se ha podido conocer, por ahora se han presentado a la sede policial sin abogados.

Aller informó que fue citado telefónicamente el miércoles en horas de la noche y que no le dieron mayores explicaciones. Aller supone que es una medida para intentar silenciarlos. “No quieren que haya gente que desmienta lo que ellos dicen sobre el Sistema eléctrico nacional”, dijo.

Por su parte el ingeniero José Aguilar, quien no ha sido citado, indicó que la situación ahora se complica porque tratan de silenciar “a quienes se dedican a dar lumbres donde el Gobierno quiere imponer la oscurana”.

Además, dijo que el Estado venezolano continúa con su intención de imponer un “apagón informativo”.

El artículo 108 de la Ley Orgánica del Sistema y Servicio Eléctrico apunta que quien difunda "información confidencial" sobre el sistema eléctrico puede ser penalizado hasta con 16 años de cárcel. Esa pena es mayor a la que podrían imponerle al violador de un niño en Venezuela, que es de 14 años.