• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

En Bolívar y Lara el inicio de clases es una promesa

Sapos y culebras fueron encontrados en las instalaciones al regreso de vacaciones | Saúl Romero/ El Nacional

Sapos y culebras fueron encontrados en las instalaciones al regreso de vacaciones | Saúl Romero/ El Nacional

Las labores de reparación no se ejecutaron en algunas escuelas durante las vacaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el estado Bolívar, representantes de alumnos de la Escuela Básica Nacional Simón Rodríguez se niegan a que comiencen las clases en ese centro educativo, debido al pésimo estado de su infraestructura.


La escuela Simón Rodríguez, que está ubicada en el sector Guaiparo de San Félix,  atiende a 560 niños de entre 5 años y 11 años de edad. Representantes aseguran que la institución fue fundada hace más de 40 años. Denuncian que llevan meses solicitando ayuda a las instituciones gubernamentales, pero que hasta ahora no han recibido respuestas.


“Yo no la llamaría escuela. Es una barraca –dijo Mireya Pinto, representante de dos niños–. Nos encontramos con culebras, con sapos, con todos los animales rastreros que puedan imaginarse”.


Señaló que la mayoría de los representantes teme que sus hijos contraigan dengue o cualquier otra enfermedad si pasan el día en instalaciones tan deterioradas.


Yanitza Rodríguez, otra representante, destacó que se han visto en la obligación de impedir que los docentes den clases. “Hemos ido a muchas instituciones: alcaldía, gobernación, Inviobras, compañías... Ya nosotros no sabemos adónde acudir ni con quién hablar. Sólo nos han dicho promesas y palabras, palabras nada más. No sabemos ya a quién prenderle una vela para que nos haga el milagro de arreglar esta institución”, lamentó.


Pese a la crítica situación que presenta la escuela, funcionará como centro electoral en los comicios presidenciales del próximo domingo. Más de 1.600 personas ejercerán su derecho al voto en este lugar.

Suspensión del PAE en Lara

El periodo escolar 2012-2013 comenzó en Lara con la suspensión del Programa de Alimentación Escolar. Las 2 primeras semanas de escuela resultaron afectados 225.000 estudiantes de primaria inscritos en los 535 planteles del estado, dependientes de los gobiernos nacional y local.
Debido a la falta de desayunos, almuerzos, meriendas y cenas para los niños que asisten a las instituciones educativas en turno completo, sus padres y representantes han optado por enviarlos sólo durante las mañanas, y, en vista de la ausencia de los escolares en los planteles, las escuelas laboran en horario reducido.
“A mis niños los estoy enviando hasta mediodía con su lonchera, es un gasto que no tenía previsto, pero no quiero dejar de mandarlos a la escuela. Los busco a mediodía porque la escuela no está trabajando en las tardes, precisamente porque no hay comida para ofrecer a los chicos”, contó Maritza Crespo, madre de dos estudiantes de primaria de la escuela Pablo Acosta Ortiz de Barquisimeto.
El PAE debería entregar desayuno, el almuerzo en la denominada bandeja escolar, merienda y cena a los niños que permanecen en las escuelas hasta las 4:00 de la tarde. “Pero no se está haciendo, por eso muchos padres han dejado de enviar a sus niños, y esa situación es preocupante. La falla del PAE en la entidad larense se presenta desde el año pasado”, denunció el profesor Humberto Agudo.

Respuesta oficial

El director del PAE en la región, Román Cortés, dijo a los medios de comunicación que la falta del servicio de comedor no justifica que las escuelas dejen de laborar en el turno completo.
La situación que afecta a los escolares de la escuela Pablo Acosta Ortiz se repite en otras, como la José Leonardo Chirinos, donde tampoco se ha recibido información sobre cuándo será restablecido el servicio.
En la escuela Gabriela Mistral, donde cerca de 500 niños iniciaron clases en medio de carencias, no hay ni alimentos del PAE ni refrigeradores disponibles para conservarlos si se solventaran las fallas del programa gubernamental.
Mireya Vivas, docente adscrita a la Dirección Sectorial de Educación, deploró la situación e indicó que si no se provee de alimentos a los niños se les vulneran notablemente sus derechos.

Condiciones especiales


En Nueva Esparta la continuidad de los estudios de alrededor de 100 estudiantes está en el limbo. Pese a que la gobernación del estado preparaba instalaciones de primera para atenderlos, el Centro de Atención a Discapacitados Visuales, Caidv, fue cerrado definitivamente por instrucciones del Ministerio de Educación, pues el nuevo modelo propuesto señala que estos niños y jóvenes con discapacidad visual deben “integrarse” a colegios regulares.


Familiares expresaron su rechazo a la medida y destacaron que, en reunión en la sede del Consejo Legislativo regional, representantes de la Zona Educativa suscribieron un compromiso para no dejar en la calle a las decenas de invidentes que solamente cuentan con esta institución para capacitarse.


Manuel Ávila, director regional de Educación, indicó que el cierre de la institución ocurrió horas antes de que la ministra Maryann Hanson visitara la isla de Margarita para inaugurar dos Simoncitos. “La directora de la Zona Educativa engañó a esa gente porque les había prometido que hasta que empezaran a funcionar los centros de diagnóstico, y los alumnos con discapacidad visual se hubiesen adaptado a ellos, no tomarían decisión alguna y, sin embargo, fue cerrado”, dijo.