• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

“Bandas armadas en Mérida atacan bajo amparo de la gobernación”

Carlos García, alcalde del municipio Libertador del estado Mérida / Henry Delgado

Carlos García, alcalde del municipio Libertador del estado Mérida / Henry Delgado

Carlos García, alcalde del municipio Libertador del estado Mérida,  acusó directamente al gobernador Alexis Ramírez de la violencia. En una visita a El Nacional, el mandatario de la capital del estado andino por el partido Primero Justicia habló de los proyectos de su gestión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

—¿Cuál es la situación de la ciudad de Mérida?
—Hemos vivido una situación de violencia y de caos en toda la ciudad, producto de la represión por parte de motorizados y cuerpos policiales contra las protestas de jóvenes. Esos grupos motorizados han generado caos y en cierto modo ha intimidado a la población. Se han registrado heridos de bala, daños a vehículos dentro de conjuntos residenciales, vidrios rotos de las casas, portones derribados. Estos grupos armados han intentado meterse en los apartamentos, roban los vehículos, han entrado a las instalaciones universitarias, amenazado a trabajadores de las alcaldías que se ponen a limpiar los escombros. Son actos de vandalismo, amparados en cierto modo con el silencio de los cuerpos de seguridad del estado Mérida.
 
—¿Se trata de bandas delictivas o de grupos identificados con partidos políticos?

—Son grupos identificados con el gobierno nacional y estatal, que en reiteradas ocasiones,  cuando se generan protestas en la ciudad, salen a generar caos y a intimidar a los ciudadanos que protesten. Su intención es intimidar.
 
—¿Qué tipo de conjuntos residenciales son atacados? ¿Es al azar?
—No es al azar.  Son residencias cuyos habitantes protestan y cacerolean habitualmente, entonces estos grupos armados van y los atacan. En Internet están los videos tomados por los mismos vecinos. Cualquiera los puede ver. Las residencias más agredidas son Monseñor Chacón, Cardenal Quintero, Los Sauzales.
 
—Y cuando esto ocurre, ¿los vecinos llaman a la policía municipal de Mérida?

—La Policía de Municipal de Mérida tiene 104 funcionarios, para un municipio de 250.000 habitantes. Además, no tiene dotación para responder a una agresión de esa magnitud, no tiene equipos antimotines que puedan enfrentar esas bandas porque además grupos de la policía regional resguarda a estos grupos armados.
 
—¿Cual es el modus operandi? ¿Actúan en las noches?
—A cualquier hora. Llegan en motos, en algunas ocasiones llegan personas uniformadas de la policía regional directamente a romper los vidrios de los vehículos. Sin mediar palabra.
 
—¿Qué dice el gobernador de Mérida, Alexis Ramírez? ¿Ha llamado al orden?
—Él simplemente hace un llamado a que todos los que están protestando de manera violenta van a ser sometidos por la ley, pero no dice qué pasa con los motorizados y los funcionarios de la policía regional que actúan de esta manera. No es la primera vez: en abril de 2013 se registró el mismo modus operandi; hace casi dos años,  cuando se generaron protestas por las fallas de la electricidad, también entraron a las residencias donde la gente protestaba a causar estos destrozos.
 
—Usted tiene mayoría en el concejo municipal, ¿qué puede hacer desde allí para restituir el orden?
—Hemos articulado algunas acciones preventivas, pero no podemos enfrentar a grupos armados. Estamos en una situación de indefensión. Nuestra policía municipal no está en capacidad operativa de repeler esas situaciones de violencia. Exigimos al gobernador, que es el responsable de garantizar la paz en el estado, que cumpla con su papel. Desde la alcaldía hemos asistido a las residencias afectadas  ayudando a reparar algunos daños. Hemos brindado asesoría legal, recopilado los videos y fotos, pero no podemos enfrentar a las bandas.
 
—¿La Fiscalía Superior de Mérida ha actuado contra las bandas armadas?
—Funcionarios del Cicpc se han presentado para hacer el levantamiento de la información, pero no ha habido actuaciones contundentes y proporcionales a las pruebas presentadas. 
 
Planes para Mérida
García ganó la alcaldía el 8 de diciembre con 63,8% de los votos, frente a la aspirante por el PSUV María Castillo, que obtuvo 33,4%. Su mandato se extiende hasta 2017. Su plan de trabajo gira en torno a los tres principales problemas de la capital del estado andino: inseguridad, desechos sólidos y transitabilidad.
“La zona metropolitana de Mérida está compuesta por tres municipios: Libertador, Campo Elías y Santos Marquina. Los problemas comunes como inseguridad, basura y transitabilidad requieren soluciones comunes. Para ello hemos logrado iniciar las conversaciones con los alcaldes de esos municipios (uno es oficialista y el otro opositor) y ya tenemos un proyecto de instalar un planta de transferencia”.
 
—¿Qué se propone en materia de seguridad?
—En enero, cuando se dio la reunión con el ministro del Interior, Miguel Rodriguez Torres, le presentamos cinco proyectos. Uno para la formación de 50 nuevos funcionarios de la policía municipal en la sede de la UNES en Trujillo. Otro para hacer una ampliación de la sede de la policía municipal para establecer comandos operativos. Además, presentamos tres proyectos de toma de espacios públicos en comunidades puntuales con parques deportivos e iluminación de espacios públicos. Eso contribuirá a la reducción de los índices de delincuencia.
 
—Sobre recolección de desechos ¿qué propone?
—Nuestro objetivo es convertir a Mérida en una ciudad ecológica que sea referencia para el país. Para ello, la alcaldía creoó el plan “El ejemplo empieza por casa”, con el que los trabajadores de la alcaldía hemos iniciado la separación de desechos y lo hemos extendido a las escuelas municipales. A mediano plazo lo llevaremos a las escuelas privadas y también a la ULA.
 
—¿Hay infraestructura para reciclar en Mérida?
—La ULA cuenta con el Sulamide, un instituto que mensualmente hace jornadas de reciclaje de desechos orgánicos y no orgánicos. Con ellos ya tenemos acuerdos. Además, iniciamos la “La ruta del cartón” con apoyo de la empresa Mapon. Con este plan invitamos a los comerciantes del centro de la ciudad a separar los desechos del cartón; ese cartón lo llevamos a reciclar y la alcaldía subsidia parte del costo. Además, juramentamos las brigadas ecológicas escolares. Adicionalmente, las comunidades como El Rincón se han organizado por iniciativa propia y con apoyo de la alcaldía han iniciado reciclaje de plástico. Estamos en conversaciones para hacer un acuerdo con Sulamide y con uno de los mercados municipales para iniciar la compra de los desechos orgánicos.
 
—¿Qué plantea para mejorar la transitabilidad de la ciudad de Mérida?
—Las vías que tiene la ciudad no tienen capacidad para recibir los vehículos que transitan diariamente. Desde los años setenta no se construyen vías alternas. En el corto plazo queremos modernizar las intersecciones que están bajo responsabilidad de la alcaldía, presentamos el proyecto al gobierno nacional con la instalación de cámaras y semáforos inteligentes y policías de tránsito. Además, junto con el Ministerio de Interior estamos tratando de regular y organizar a los motorizados.
 
—Mérida es una potencia turística venida a menos. ¿Qué puede hacer desde la alcaldía para reimpulsar este sector?
—La ciudad no tiene teleférico desde hace cinco años, no tiene aeropuerto desde hace cinco años (lo habilitaron durante la campaña de diciembre) y esto afecta negativamente el turismo y en consecuencia la economía de la ciudad. Las vías de acceso desde el aeropuerto de El Vigía hasta Mérida no están en condiciones óptimas. Sentimos que no hay prioridad en materia turística siendo un estado con gran potencial. Desde la alcaldía estamos dispuestos a generar los servicios básicos para que el turista se sienta bienvenido: vialidad, servicios básicos, seguridad, pero además queremos apoyar las políticas nacionales de fomento de turismo.