• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Ataque de grupos armados a universidad dejó un estudiante herido

La policia de Sucre y la GNB estaban cerca de las instalaciones de la UGMA mientras era atacada | Foto María Iguarán

La policia de Sucre y la GNB estaban cerca de las instalaciones de la UGMA mientras era atacada | Foto María Iguarán

Autoridades de la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho indicaron que el monto de los daños supera el millón de bolívares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grupo de aproximadamente 50 personas en moto y a pie atacaron con piedras y palos las instalaciones de la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho, en Cumaná, después de las 6:00 am del miércoles. Según reportes, más temprano estudiantes y trabajadores de la institución habían realizado protestas de cierre de calles con barricadas en los alrededores, organizadas por el Movimiento Estudiantil Sucrense lo que ocasionó la movilización de las policía del estado y la GNB a las proximidades del campus.

“Los dejaron pasar y no hicieron nada para frenarlos”, señaló un estudiante.

El estudiante herido fue identificado como Juan David Henríquez, quien fue operado ayer en la tarde en un centro clínico de la ciudad. Está fuera de peligro.

Edgar Ortiz, rector de la UGMA, especificó que los destrozos alcanzaron hasta el tercer piso de la casa de estudios donde se dañaron los mobiliarios de las áreas de bibliotecas, puertas de salones y  saquearon el cafetín. Las pérdidas superan el millón de bolívares.

“Las clases fueron suspendidas por esta semana. Si continúan los hechos irregulares, serán suspendidas hasta nuevo aviso”, destacó.

El rector Ortiz se reunió ayer con el gobernador Luis Acuña y le exigió investigar los grupos que atacaron  la sede universitaria de donde egresan más de 6.000 profesionales de pregrado y posgrado.

Los estudiantes permanecían a las afueras de la UGMA para ayudar con la limpieza  y exigir el reinicio de las actividades académicas. Aunque se llevaron a algunos estudiantes que fueron liberados a las pocas horas, ninguno de los atacantes de las instalaciones fue detenido por PoliSucre o la GNB.

Situación similar se presentó en la sede de Barcelona de esta universidad el 18 de febrero por lo que estuvieron suspendidas las clases en la Facultad de Odontología.