• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

En Apure reciben agua turbia y en poca cantidad

La empresa Hidrollanos utiliza el agua del río Apure, afluente donde se desechan las aguas residuales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la memoria Plan de Desarrollo Socialista Libertador 2012-2016 presentado por el gobernador de Apure, Ramón Carrizalez, se reconoce que el agua que reciben diariamente los habitantes de la entidad, así como las instituciones de salud y ambientales es de mala calidad debido a que las aguas residuales no son tratadas adecuadamente antes de ser descargadas a los ríos.
Sin embargo, esta no es la única queja de los habitantes sobre el servicio de Hidrollanos, filial de Hidroven. También señalan que el agua llega sin presión y que hay desorden en el sistema de cobro, y los habitantes del Alto de Puerto Miranda, en Guárico, que utilizan los servicios de la empresa también resultan afectados.
El problema es complejo. El informe de la gobernación señala que “la calidad de las aguas es cuestionable porque las aguas residuales no reciben el tratamiento adecuado antes de ser descargadas a los ríos. Asimismo, los canales de recolección de aguas pluviales son convertidos en colectores de todo tipo de afluentes, son a cielo abierto y en tierra, lo que ocasiona contaminación de suelos y aguas subterráneas. No existen en Apure instalaciones operativas para el tratamiento de aguas residuales o servidas, por lo que van directamente a los ríos sin ningún tipo de tratamiento, lo que contribuye al deterioro acelerado de su calidad”.
Miguel Ledezma, especialista en salud pública, dijo que en algunos meses del año aumenta el número de enfermedades “hídricas” en niños y ancianos debido a las lluvias de invierno: “Hay una relación muy estrecha entre el agua no potabilizada y no apta para el consumo humano, y las enfermedades gastrointestinales y dermatológicas”.
Señaló que las aguas negras llegan directamente al río Apure, afluente del cual la planta de tratamiento La Defensa, en Biruaca, toma el agua que será tratada luego para consumo humano.
Lezama considera que esta es la causa del aumento de la venta de agua en botellones. “La gente se ha dado cuenta de que el agua que consume por tubería en sus hogares les hace un daño terrible”.

Instalaciones de riesgo. La situación en Hidrollanos no es buena. El 22 de noviembre pasado trabajadores de la empresa protestaron en la sede de la empresa, donde está la planta de tratamiento La Defensa.
Omar Correa, presidente del Sindicato de la empresa, dijo que tomaron la medida debido a que hubo una fuga de gas cloro que obligó a evacuar el personal de manera imprevista el 21 de noviembre, y que varios empleados no pudieron ir a trabajar por problemas respiratorios y de asma: “Después de la fuga, le dijimos al ingeniero Alexis Aponte que nos presentara recomendaciones, pero hizo caso omiso. Entonces tomamos acciones, y acordamos sacar los cilindros de gas cloro. Pero la solución definitiva sería trasladarnos al desarenador que está en el sector El Picacho”.

No se puede tomar. Los clientes de Hidrollanos sólo tienen quejas sobre la empresa. Luisa Salazar, del municipio Biruaca, dijo que el servicio de agua es muy irregular: “Cuando llega, el agua es puro barro achocolatado y con presión mínima. Si no tienes bombas, no logras agarrarla. Pero para cobrar sí son eficientes. Este año han aumentado las tarifas dos veces”.
Williams Farfán, vecino del sector El Tamarindo en San Fernando, indicó el agua es de mala calidad y suele ser turbia. “Aquí llega el agua cada dos días y por pocas horas. Pero uno no sabe adónde reclamar porque cobran por el servicio como si lo ofrecieran de calidad”.
Ivan Gómez, de Biruaca, cree que lo peor de la situación es el desorden en la empresa: “A mí me engañaron. Me pidieron los datos para ponernos medidor y servicio de agua, pero no lo hicieron. Sin embargo, nos llegan facturas para cobrarnos un servicio que nunca nos dan”.
Los clientes de la empresa en el estado Guárico también de quejan del mal servicio. Aseguran que desde hace un mes no tienen agua.
“En San Fernando 2000 y en los Altos de Puerto Miranda siempre hemos tenido problemas con el agua, pero este mes ha sido de terror. No dormimos para estar pendiente de cuando llegue el agua. Estamos como los camellos, pero Hidrollanos pasa facturas de cobro por un servicio que no tenemos”, dijo Beneranda Gutiérrez, de Altos de Puerto Miranda.

El Dato
De acuerdo con los parámetros de la planta de tratamiento La Defensa, el agua es, desde el punto de vista bacteriológico, apta para el consumo humano. En el laboratorio de la empresa Hidrollanos se realizan análisis de alcalinidad, dureza, hierro, turbidez, ph, cloro libre y coliformes totales.

Hidrollanos se defiende
La filial de Hidroven informó en un aviso de prensa, hace dos semanas, que la planta potabilizadora de La Defensa sufrió un falla en el equipo de bombeo, lo que ha afectado la cantidad de agua que se envía a las localidades y disminuido en particular la que se suministra a San Fernando de Apure, San Fernando 2000 y Altos de Puerto Miranda en el estado Guárico.
Esta semana el presidente encargado de Hidrollanos, Manuel Salazar, exhortó a los suscriptores a ponerse al día con la institución.
“Estamos pasando por una importante deficiencia financiera que compromete nuestra operación debido al incumplimiento de los suscriptores. Le hago un llamado a toda la colectividad de San Fernando, Achaguas, Guasdualito a que se pongan al día con sus facturas para evitar este tipo de problemas. Siempre le achacan todo lo que pasa a Hidrollanos. Hay que ser responsable y aclarar la situación”, afirmó.
Fuentes internas insisten en que el agua que surte la empresa es apta para el consumo humano y que el problema es el sistema de distribución.
Señalan que las aguas servidas contaminan la que llega a las casas debido a fracturas de tuberías y al óxido en los tubos.