• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Amenazan a diputado del PSUV por teléfono privado

El diputado del PSUV, Juan Carlos Corro, informó que algunos comerciantes han bajado los precios en sus tiendas de forma espontánea | Foto Tibisay Romero

El parlamentario regional relató que lo llaman y le dicen saqueador | Foto Tibisay Romero / Archivo

El parlamentario Juan Carlos Corro ya consignó la denuncia ante el Ministerio Público para que inicien las averiguaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El diputado al Consejo Legislativo de Carabobo por el Partido Socialista Unido de Venezuela, Juan Carlos Corro, informó por teléfono que ha recibido amenazas desde el sábado pasado, en las que lo insultan porque ha participado en numerosas inspecciones a comercios y establecimientos junto con organismos oficiales como el Indepabis y la Zona Operativa Integral.

Recordó que fue el Parlamento regional el organismo que lo designó como acompañante de estos entes, igual que a otros de sus colegas del PSUV.

“Estamos en esta lucha contra la guerra económica que afortunadamente estamos venciendo”.

Las llamadas amenazantes que le han hecho al parlamentario provienen de un teléfono privado.

“Me llaman saqueador y luego me dicen que me salga (de los procedimientos) o me van a liquidar”, aseguró Corro.

El pesuvista acudió ante la Fiscalía Tercera del Ministerio Público del estado Carabobo a consignar la denuncia sobre lo que ha sucedido para que comiencen las averiguaciones al respecto.


Organismos alerta. El diputado señaló que la Policía de Carabobo está al tanto y el Consejo Legislativo fijó posición sobre la situación irregular, a través de su presidenta Flor García.

Mediante una nota de prensa García indicó que el diputado Corro, presidente de la subcomisión del Poder Popular del CLEC, ha estado recibiendo amenazas y amedrentamientos por parte de algunos sectores asociados con “los usureros” de la región.

Añadió que además ha recibido manifestaciones de repudio y gritos en los alrededores de su residencia por lo que condenó lo sucedido.