• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

En el abasto Bicentenario de Táchira venden según el terminal de cédula

Abastos Bicentenario / William Dumont

Abastos Bicentenario / William Dumont

Los datos de la persona, nombre y número de cédula, son anotados en listas por funcionarias de la Fuerza Armada que también entregan un número que debe ser consignado dentro del mercado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El mercado Bicentenario de San Cristóbal sólo vende alimentos y productos según el terminal de cédula establecido para cada día de la semana. Varias personas debieron dirigirse ayer a otros comercios para hacer la compra del día ya que sólo podían ingresar los que su documento de identidad terminara en 4, 5 y 6. Para comprar en el Bicentenario las personas deben presentar su cédula laminada según el siguiente cronograma: lunes y jueves (1, 2, 3); martes y viernes (4, 5, 6); y miércoles y sábado (7, 8, 9, 0).

“Estuve haciendo cola como por dos horas y había escuchado que las ventas ahora sería por el terminal de cédula, pero no lo creí. Pues resulta que sí, que hay que presentar la cédula para verificar si concuerda y entonces es cuando te dejan pasar”, expresó una de las mujeres que intentó ingresar al mercado.

Los datos de la persona, nombre y número de cédula, son anotados en listas por funcionarias de la Fuerza Armada que también entregan un número que debe ser consignado dentro del mercado.

Las personas sólo pudieron adquirir un kilo de pollo y una bandeja de carne, y también hay restricciones en la cantidad de otros productos que se pueden comprar.

En otros negocios las personas montan cacería a los productos que escasean como margarina, azúcar, harina precocida y leche tanto líquida como en polvo. Quienes disponen de tiempo permanecen dando vueltas en los mercados a la espera de la salida de estos artículos.

“En la medida en que llegan se saca a la venta. No hay oportunidad de colocarlos en anaqueles, así que se ponen en carritos y en los pasillos en cuestión de minutos vuelan”, comentó uno de los trabajadores de un supermercado de Pueblo Nuevo.


Peleas en colas de Porlamar. Los golpes e insultos son el corolario de una larga espera que supera las cuatro horas en las colas a las afuera de los supermercados en los que se anuncia la llegada del arroz y la harina precocida, en la isla de Margarita.

Momentos de gran tensión se vivieron el jueves en la tarde en las adyacencias de los supermercados Rattan 4 de Mayo y Rattan Plaza, con la llegada de un cargamento de harina.

Más allá de las 5:00 pm las colas eran de varios kilómetros de personas que esperaban ansiosas adquirir los cuatro paquetes de harina precocida, producto que se disputaron, en algunos casos, por medio de puñetazos.

La Guardia Nacional y la policía regional se ocuparon de recuperar el orden e hicieron que las filas volvieran a la normalidad.

La gente se negó a ser numerada en los brazos para poder comprar el escaso producto. Uno de ellos comenzó a gritar: “Chávez vive, las colas siguen”, lo que despertó la rabia de los simpatizantes del oficialismo y con ello los insultos y empujones que ameritaron la presencia de los agentes del orden público.

Andreína Salazar se quejó de la incapacidad del Gobierno para atender la situación. “No es posible que tengamos que vivir como en Cuba porque no hay producción propia. Eso pasa porque expropiaron empresas productivas para quebrarlas”, expresó.

La venta de arroz en Makro generó en ese local una situación similar. Inclusive se presentaron trifulcas.

La venta la realizaron por pacas lo que impidió que las personas de menor poder adquisitivo tuvieran acceso al producto.

“No es justo que le vendan hasta dos pacas de arroz a una persona, mientras que yo no puedo comprar dos paqueticos. Deberían ser más equitativos para que todos comamos”, dijo Roselia Marín.


Apure sin medicinas

Por semanas deben buscar algunos medicamentos los consumidores de Apure. Antonio Carrasquel, estuvo recorriendo varias farmacias de la capital apureña buscando una medicina para la diabetes de su madre que consiste de clorhidrato metforming de 500 mg en tableta y no encontró. “Desde hace varias semanas no se consigue este medicamento en San Fernando, sin que nadie sepa decir el motivo por el que no se encuentra”, afirmó.

La señora Thaís Pérez Ibarra, también apureña, dijo que no consigue los colirios para presión alta en el ojo que ocasiona el glaucoma. “Nos dicen que esa medicina son importadas y por el problema de las divisas existen problemas con ese medicamento y aquí en Apure cuando se consigue es demasiado caro”, deploró. 


El Dato

El bloque oficialista del Consejo Legislativo del Táchira anunció el inicio de inspecciones a establecimientos comerciales. Dicen que hay acaparamiento y especulación generada por factores de la derecha