• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Adolescente perdió conductos lagrimales a causa de perdigones que le disparó PNB

“Tiene parte del ojo quemado por lo caliente del perdigón. Mi hijo no estaba tirando piedras ni estaba en la calle sino acostado de reposo y esto lo llevaremos hasta sus últimas consecuencias”, dijo la madre del muchacho

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Padres del adolescente de 16 años de edad Jhon Ortiz denunciaron que funcionarios antimotines de la Policía Nacional Bolivariana hirieron a su hijo al dispararle directamente en el rostro cuando reprimían a manifestantes este lunes en San Cristóbal, estado Táchira.

Una de las balas plásticas impactó en su ojo izquierdo y la lesión le causó la pérdida del 70% del conducto lagrimal y parte del pómulo.

“Él se asomó a un balcón porque escuchó detonaciones y el PNB, a quien puedo identificar, le disparó a mansalva a mi hijo y sin preguntar nada. Mi hijo estaba de reposo porque tiene un esguince de segundo grado en un pie”, contó Pablo Ortiz.

Los antimotines llegaron al sitio tras perseguir a personas que protestaban con pancartas y banderas en la entrada del barrio Rómulo Colmenares. Como no tenían a dónde correr, se dirigieron a las residencias y tras ellos los antimotines de la PNB.

Tras la lesión, el muchacho fue llevado a un centro médico privado pero el costo de la operación hizo que sus padres buscaran ayuda a través de una fundación para poder intervenirlo y extraerle la bala plástica.

Dorsi Fernández, madre del adolescente afirmó que su hijo fue herido sólo por solo asomarse al balcón. Dijo que el muchacho está deprimido aunque se siente bendecida al ver la situación de las madres que han perdido a sus hijos.

“A ese señor que le disparó a mi hijo lo bendigo y le pido a Dios que no tenga hijos porque no sabe por lo que pasamos nosotros”, dijo la mujer. Según sea la evolución médica del muchacho, se decidirá otra intervención para reconstruirle el conducto.

“Tiene parte del ojo quemado por lo caliente del perdigón. Mi hijo no estaba tirando piedras ni estaba en la calle sino acostado de reposo y esto lo llevaremos hasta sus últimas consecuencias”, agregó la mujer. Recordó que dos personas del sector donde viven  y que fueron heridas hace más de un mes tras las protestas, hicieron las denuncias respectivas a causa del exceso de fuerza empleada por los antimotines y hasta el momento no han recibido respuesta.

Comentaron los padres del muchacho que tras el incidente, el funcionario que disparó ordenó al resto evitar la salida del adolescente herido. Sin embargo, el joven pudo recibir atención médica.

“El gobierno habla de paz pero arremete contra pueblo”, dijo el padre del muchacho al tiempo que mostraba una bolsa con parte de los perdigones plásticos que recogió del balcón donde fue herido el muchacho.