• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Acusan a una cardióloga infantil y una odontóloga de “instigación pública” por darles desayuno a manifestantes

La protesta continúa en el estado

La protesta continúa en el estado

De las 16 personas que fueron detenidas el jueves y el viernes, quedaron en libertad los 4 menores de edad. La audiencia preliminar fue suspendida por las manifestaciones de ayer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Se espera que este lunes, a las 2:30 pm, se conozca cuál será el destino de las siete personas que fueron detenidas el pasado jueves en una panadería de la urbanización Los Olivos de Ciudad Guayana. La decisión fue diferida debido a que decenas de manifestantes se concentraron hoy frente al Palacio de Justicia para exigir la libertad absoluta de los aprehendidos.

El grupo forma parte de los dieciséis ciudadanos que fueron arrestados por la Guardia Nacional Bolivariana entre el jueves y el viernes en Puerto Ordaz. De ellos, siete fueron aprehendidos en la panadería del centro comercial Santo Tomé, a pocos metros del lugar donde se desarrollaba una protesta. A los demás los arrestaron el viernes en la madrugada, cerca de las residencias Karimanparú, justo después de que varias personas cerraron la calle con escombros y basura.

Una de las detenidas es María Gabriela Farías, cardióloga infantil de 44 años de edad que presta servicios en el Hospital Raúl Leoni de San Félix y ad honórem en el Hospital Uyapar en Puerto Ordaz, donde es la única que atiende esta especialidad.

Tanto Farías como la odontóloga Noris Gil, de 32 años de edad, fueron detenidas luego de comprar desayuno para un grupo de manifestantes que había pedido apoyo logístico.

Carmen Farías contó que su hermana había dejado a su hijo de 6 años de edad en el colegio Los Próceres y que, junto con otro grupo de representantes que pertenecen a una recién creada brigada escolar, decidieron colaborar con una solicitud hecha por el movimiento estudiantil.

De acuerdo con Farías, su hermana conoce a Gil porque sus hijos estudian en el mismo colegio. Ambas habían comprado empanadas y se las entregaron a los estudiantes en el centro comercial Santo Tomé.

Las dos mujeres fueron aprehendidas sin orden judicial,  junto con otros cinco jóvenes: Richard Rafael Rodríguez Salazar, estudiante de la UNEG; César Luis Díaz Véliz, de la UDO; Daniela Vásquez Martínez, del Iutirla; Javier Jesús Mora, vigilante; y Darwin Marín, estudiante de la UDO.

A todos se les acusa de instigación pública y agavillamiento, mientras que a Darwin Marín también se le responsabiliza de tenencia de artefacto explosivo. Para estos delitos se establece entre tres y seis años de prisión.

La madre de Noris Gil, Noris Martínez, contó que no ha podido hablar con su hija desde que fue detenida el jueves en la mañana.  “Nos dijeron que está bien, pero no nos han dejado hablar con ellas”, se lamentó.

La odontóloga es madre de dos niños de 9 y 6 años de edad. “Ella es una mujer de principios, solidaria, dedicada a su familia, a sus hijos y a su iglesia porque es cristiana evangélica”, dijo una amiga en el Palacio de Justicia.

Los abogados del Foro Penal consideran prudente la decisión del tribunal, pues no existe flagrancia ni elementos conclusivos, señaló Iván Martínez.

Médicos del estado Bolívar se concentraron frente al Palacio de Justicia y amenazan con convocar a un paro si no son liberadas sus agremiadas.

 

Sin orden judicial. Se espera que este lunes, a las 2:30 pm, se conozca cuál será el destino de las siete personas que fueron detenidas el pasado jueves en una panadería de la urbanización Los Olivos de Ciudad Guayana. La decisión fue diferida debido a que decenas de manifestantes se concentraron hoy frente al Palacio de Justicia para exigir la libertad absoluta de los aprehendidos.

El grupo forma parte de los dieciséis ciudadanos que fueron arrestados por la Guardia Nacional Bolivariana entre el jueves y el viernes en Puerto Ordaz. De ellos, siete fueron aprehendidos en la panadería del centro comercial Santo Tomé, a pocos metros del lugar donde se desarrollaba una protesta. A los demás los arrestaron el viernes en la madrugada, cerca de las residencias Karimanparú, justo después de que varias personas cerraron la calle con escombros y basura.

Una de las detenidas es María Gabriela Farías, cardióloga infantil de 44 años de edad que presta servicios en el Hospital Raúl Leoni de San Félix y ad honórem en el Hospital Uyapar en Puerto Ordaz, donde es la única que atiende esta especialidad.

Tanto Farías como la odontóloga Noris Gil, de 32 años de edad, fueron detenidas luego de comprar desayuno para un grupo de manifestantes que había pedido apoyo logístico.

Carmen Farías contó que su hermana había dejado a su hijo de 6 años de edad en el colegio Los Próceres y que, junto con otro grupo de representantes que pertenecen a una recién creada brigada escolar, decidieron colaborar con una solicitud hecha por el movimiento estudiantil.

De acuerdo con Farías, su hermana conoce a Gil porque sus hijos estudian en el mismo colegio. Ambas habían comprado empanadas y se las entregaron a los estudiantes en el centro comercial Santo Tomé.

Las dos mujeres fueron aprehendidas sin orden judicial,  junto con otros cinco jóvenes: Richard Rafael Rodríguez Salazar, estudiante de la UNEG; César Luis Díaz Véliz, de la UDO; Daniela Vásquez Martínez, del Iutirla; Javier Jesús Mora, vigilante; y Darwin Marín, estudiante de la UDO.

A todos se les acusa de instigación pública y agavillamiento, mientras que a Darwin Marín también se le responsabiliza de tenencia de artefacto explosivo. Para estos delitos se establece entre tres y seis años de prisión.

La madre de Noris Gil, Noris Martínez, contó que no ha podido hablar con su hija desde que fue detenida el jueves en la mañana.  “Nos dijeron que está bien, pero no nos han dejado hablar con ellas”, se lamentó.

La odontóloga es madre de dos niños de 9 y 6 años de edad. “Ella es una mujer de principios, solidaria, dedicada a su familia, a sus hijos y a su iglesia porque es cristiana evangélica”, dijo una amiga en el Palacio de Justicia.

Los abogados del Foro Penal consideran prudente la decisión del tribunal, pues no existe flagrancia ni elementos conclusivos, señaló Iván Martínez.

Médicos del estado Bolívar se concentraron frente al Palacio de Justicia y amenazan con convocar a un paro si no son liberadas sus agremiadas.

 

Sin orden judicial. Cinco de las nueve personas detenidas en las residencias Karimanparú el jueves en la noche iban a ser presentadas ayer en el Palacio de Justicia. Familiares contaron que fueron aprehendidas al azar, sin orden judicial y por unos hombres vestidos de civil, en las adyacencias de La Churuata. Varios de ellos presentan golpes y heridas de perdigones.

El viernes en la noche liberaron a los cuatro menores de edad, entre ellos dos en situación de calle.
Cinco de las nueve personas detenidas en las residencias Karimanparú el jueves en la noche iban a ser presentadas ayer en el Palacio de Justicia. Familiares contaron que fueron aprehendidas al azar, sin orden judicial y por unos hombres vestidos de civil, en las adyacencias de La Churuata. Varios de ellos presentan golpes y heridas de perdigones.

El viernes en la noche liberaron a los cuatro menores de edad, entre ellos dos en situación de calle.