• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Acusan al Ejército de provocar muerte de vendedor ilegal de combustible

Militares del Ejército custodiaron al fallecido y sus familiares en la morgue / Eleonora Delgado

Militares del Ejército custodiaron al fallecido y sus familiares en la morgue / Eleonora Delgado

Los uniformados custodiaron a los familiares y al cadáver durante las diligencias forenses

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pobladores de la localidad de Orope, en el municipio García de Hevía, al norte del Táchira, cerca de los límites con el estado Zulia, se mantienen en las calles desde la noche de este martes luego que un joven de 24 años muriera durante un operativo practicado por el Ejército para desmantelar una almacenadora de combustible.

Luego del procedimiento practicado por militares adscritos al 251 Batallón Caribes en Fuerte Morotuto, al mando del coronel Aquiles Lapadula, los habitantes de la referida localidad quemaron cauchos y están próximos a cumplir 30 horas de manifestaciones.

Mireya Julio, tía de Reny Adolfo Suárez Julio, negó en la Unidad de Anatomía Patológica del Hospital Central de San Cristóbal, mientras esperaba con la madre del fallecido la entrega del cuerpo, que el muchacho hubiese ingerido accidentalmente gasolina tras una caída durante el operativo. Un adolescente que acompañó a Suárez, y que fue detenido por algunas horas, contó a la familia lo sucedido.

“El muchacho dijo que fueron dos soldados que lo agarraron y lo maltrataron y le dieron a tomar combustible. Necesitamos justicia por nuestro sobrino. Esto no puede quedar impune”, dijo la mujer quien reconoció que su sobrino era pimpinero.

“Si, eso no lo vamos a negar. Él estaba descargando una pimpina de gasolina pero él no es el único. El mismo gobierno se encarga de esa corrupción y por qué hicieron eso con un muchacho que apenas tiene 24 años de vida. Deténganlo o pónganlo preso pero no que lo maltrataran como lo hicieron”, agregó. Según trascendió, el cuerpo del joven tendría quemaduras y laceraciones en el cuello y tórax.

En la morgue de San Cristóbal, desde el momento en que llevaron el cuerpo de Suárez para la autopsia de Ley, se instaló una comisión de efectivos militares del Ejército. Los familiares indicaron que los uniformados les habían expresado que tenían instrucciones de custodiar tanto el cuerpo como a sus parientes hasta su traslado a Orope.

Mientras se desarrollaban las diligencias forenses, familiares de una decena de personas detenidas durante el operativo de desmantelamiento de la almacenadora y las protestas, exigían la liberación de sus parientes que en su mayoría serían menores de edad.

“Necesitamos que vengan autoridades superiores y nos digan qué van a hacer con los niños y con los adultos. Queremos la liberación de ellos”, dijo Marcos  Mora. Los manifestantes por la incomunicación a la que fueron sometidos los detenidos al tiempo que denunciaron atropellos por intentar hablar con sus parientes.