• Caracas (Venezuela)

Ramón Hernández

Al instante

Ni un tomate ni mucho menos dos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sembrar, como los toros coleados y la cría de cochinos, no es una actividad urbana. Aunque algunos integrantes del Poder Legislativo sean agricultores, ganaderos, ingenieros agrónomos, veterinarios, agrimensores o algunos de los tantos oficios que amerita el campo, a los diputados no los eligen para sembrar tomates, tampoco entre las funciones de los jefes de Estado aparece conducir autobuses ni obligarnos a estar despiertos esperando sus anuncios hasta la medianoche.

La “mejor constitución del mundo”, las comillas indican un dejo de ironía, deja muy claro la separación de poderes y que la Fuerza Armada Nacional nunca deberá estar al servicio de una persona o de una parcialidad política. Mao Tse-tung, a quien dicen admirar los ejecutores de la calamidad del país al uso, decía que cuando el dedo señala el Sol el bobo mira el dedo. Exactamente lo que hacen los perpetradores del socialismo del siglo XXI, que se robaron los reales para generar luz que les permitiría ver el dedo.

Habiendo sido aprobada la ley de amnistía, que si se revisa la historia venezolana es la petición que más ha solicitado ese factor político que en Venezuela se denomina izquierda –todavía aparece por ahí la foto del ex empleado del Metro y del ex concejal Darío Vivas “exijiéndola” (sic)–, trastoca el sentido común y la sujeción debida de los militares a los civiles que el ministro de la Defensa se haya “pronunciado”, fue el término del Diario Vea, y la tache de “inconstitucional”.

En PSUV-VTV y el canal de la FANB, el general Vladimir Padrino López expresó ante un numeroso grupo de oficiales de variado rango y no identificados que la ley aprobada por la Asamblea Nacional, el poder que representa al pueblo soberano, “legaliza la violación de los derechos humanos, atenta contra la paz de la república, la democracia, la institucionalidad, la disciplina de la Fuerza Armada y el Estado de Derecho, que es una confesión de culpas y un autoperdón”. Uf.

Mi amigo el socarrón dice que se trata de una entrepitura y que no haga caso, que en el país ocurren peores cosas, como que los pacientes de los hospitales públicos y las parturientas de la Concepción Palacios no reciben alimentación “porque el gobierno no les paga a los proveedores”, mientras Padrino López entrega nueve aeronaves K8-W, de fabricación china al Comando Aéreo de Operaciones de la Aviación. Vendo chatarra militar sin horas de vuelo.