• Caracas (Venezuela)

Rafael Rodríguez Mudarra

Al instante

Descrédito de un gobierno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente  después de su opulenta e inoportuna itinerancia por los países que integran la OPEP, y  por la China, Rusia y otras naciones de resultados  infructuosos, por cuantos  los esfuerzos para reducir  la producción petrolera no se dieron; y los créditos  solicitados a la República de China; y a otras naciones  para  paliar   el déficit  fiscal de nuestra nación, tuvieron como inconveniente al parecer por  noticias no desmentidas, la garantía  como aval de industrias básicas del Estado, evidenciándose la falta de dote de nuestro presidente  para ser tenido como líder con credenciales  suficientes para  hacer valer planteamientos  sobre el manejo de la economía petrolera, olvidándose  del sabio consejo que en su oportunidad  le fuere dado, por el ex presidente socialista  español Felipe González, en el sentido de que:“la democracia no existe  sin mercado”, y que eso  “ni siquiera  es un pensamiento, sino no una evidencia histórica”, “cuando uno mete la pata, lo mejor es sacarla rápido”

Al regreso del costoso y superfluo periplo e incurriendo en retardo constitucional, con fecha 21 de  de diciembre, anidando la  convicción de que  los chinos, constituyen  nación   protectora, no imperialista,  haciendo gala del heroísmo de lo conductores  del llamado proceso del socialismo  bolivariano, chavista  del siglo XXI, el presidente Maduro comparece ante la obediente Asamblea Nacional, que le es subordinada, para la rendición de cuenta  al país  a través del mensaje anual sobre su gestión. Con lenguaje no propio  para el acto a realizarse, decimonónico  a la manera de la discursiva liberal  del otrora pulpero y negociador de esclavos  e inspirador de la llamada revolución bolivariana: Ezequiel Zamora  nada planteó para amainar la preocupación  de la ciudadanía  en cuanto al alto e impertinente  costo de la vida, ni esboza  propuestas   seria para la exterminación de la galopante inflación que  hoy debilita la condición de vida de los venezolanos. Legaliza el dólar paralelo , cuyo precio somete a la oferta y la demanda; con expresión  insultante,  de  visible negación de la modernidad y  satanizando al capitalismo, conducta solo  compartido  por el grupo de diputados y diputadas que le han sido sumisos, culpa del desequilibrio económico como le es habitual, al imperialismo gringo, a los medios de comunicaciones independientes, a los sectores productivos de la nación sometidos a  constante persecución,  expuestos  a la expropiación de las pocas industrias productivas existentes.        

El largo incordio verbal, incongruente, contradictorio, de adulancia  ilimitado a las bondades de  la Fuerza Armada nacional,  elude afrontar  de manera sincera  y real  la situación por la que atraviesa el país. El Presidente  atribuye la escasez y desabastecimiento a la oligarquía  parasitaria, a la vez que hace abstracción  de  la impunidad  que  gozan los peculadores, los  malversadores  de los fondos público; al  enriquecimiento ilícito de los funcionarios de alto nivel en la administración publica del Estado; los  que habiendo obtenidos dolosamente  riquezas súbitas, constituyen el  sanedrín conformados por militares y civiles , conocidos  con el remoquete de “la boliburguesía”.

Los que se han dedicado a  analizar y buscarle solución a la lamentable crisis  que permea al gobierno “militar- cívico” y proponer  soluciones para evitar  lo que  los académicos  han dado en llamar “default”, conocido en el derecho mercantil, como  el atraso y liquidación amigable,  que se sucede: “ cuando por falta de  numerario debido a suceso  imprevistos  a causa de cualquier otra manera excusable, se vea en la necesidad de retardar  o aplazar  sus pagos, será considerado en estado de atraso”

A manera de ilustración de la virtual catastrófica situación, y las propuesta pretendidas por ilustres economistas, al parecer no considerada,  sustentan sus observaciones y análisis  tomando en consideración que la deuda externa se montó en 112.000 millones de dólares y solo éste año hay que pagar 10.500.000, 12 millones de venezolanos  se encuentran en situación de pobreza; 8 millones no gozan de empleo formal; Pdvsa utiliza los fondos del Banco de Venezuela entre otras.

Mientras está situación se plantea, y la instituciones de la república son aquiescentes a conformar  criterios contrarios a la Constitución, se hace evidente que el país   pierde independencia, descartándose la falsa justificación  de achacarle al imperio al gringo la culpa, por supuesto responsabilidad de los errores nuestros. Como expresa un destacado columnista cuyo nombre omito, por razones obvias: “A los chino le importa un bledo el discurso antiimperialista  y prefieren la trama de la globalización. Los cubanos se aliaran a las multinacionales y archivarán sus aspiraciones libertarias. En medio del son y de las cortesanas  como sello de liberación, sepultan al hombre nuevo; mientras acá los autodenominados  hijos de Chávez son presa  del desenfreno por el dinero fácil, del heroísmo a la perversión. No podemos esconder los  abusos de la revolución y sus errores  aunque en su prepotencia, los dueños del poder  insistan en tapar el sol con un dedo. Hoy vivimos una  mayor centralización del poder y en consecuencia un mayor descontento”

La situación actual de Venezuela es harto difícil, gana opinión lo aseverado por importantes lideres latinoamericanos y europeos , en el sentido de que la nación está postrada,  la comunidad mundial se manifiesta  sobre tan inesperada situación, llegando a tenerla en situación de inflexión, poniendo como añadido  de que todo esto se explica por la  existencia  de un gobierno corrupto, claramente antidemocrático, ineficiente , dedicado al culto a la personalidad y obsesionado con ocultar el fracaso de un modelo que ya no hay forma de  subvencionar”

La llamada revolución bolivariana, no goza de credibilidad, los sectores de más bajos recursos que le creyeron sus promesas han dado un vuelco hacia el lado de la democracia  para la instauración de un gobierno de sensibilidad social donde,  no prevalezca  la improvisación y los equívocos, donde  se respeten los derechos humanos y se consolide el poder civil. ¿Qué hacer entonces?   Los sectores  adversos tienen un camino, cual no es otros que la unidad, sincera y manifiesta. Luis Miquilena, con 94 años de edad, un guerreo ejemplar sin descanso en su lucha por las conquistas sociales, ha dicho, copio:” Hay que luchar frontalmente contra este gobierno en la calle. Mover las masas para que el país se ponga de pie, con un mensaje que vibre y explique a los venezolanos el drama que padecemos.