• Caracas (Venezuela)

Rafael Bello

Al instante

La juventud estudia y lucha

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Piensan, estudian y actúan. Saben el compromiso que la historia demanda en los momentos difíciles, por eso asumen la lucha de la libertad con entrega sublime. Páginas y páginas en sus libros de estudio resaltan en todo momento la inquietud que no cesa en su pensamiento. Es Venezuela presente por cuanto hay un pueblo que tiene fe en el espíritu solidario ante las grandes exigencias de lo que cercena el derecho a ser libres en la patria que los vio nacer.

Son los estudiantes venezolanos que, una vez más, abren el libro de la historia republicana y no dejan para después el sentimiento de unidad nacional que ellos representan y que, la sociedad en general, les entrega para redimirla.

El pueblo tiene fe en sus estudiantes. Tiene fe en su juventud que estudia y trabaja. Tiene fe en la joven estudiante que le imprime valentía a sus acciones de calle cuando su grito de libertad retumba por todos los espacios. Es la mujer venezolana llena de valentía y coraje que lleva el sentimiento de libertad en el alma.

Viva la mujer venezolana que sale a las calles en defensa de la vida y en demanda de libertad para sus hijos, esposos y compañeros que la satrapía mantiene encarcelados y gloria para los que son ejemplo en la eternidad. Los presos no están solos porque tienen a un pueblo que está en la calle en lucha perseverante por los elevados valores de la libertad.

Pero los que han caído en la lucha con el tricolor nacional ondeando en el cielo en espíritu sagrado y heroico, multiplican en millones de hombres y mujeres jóvenes y viejos, la gloria de sus luchas por la Venezuela de sus sueños en libertad y democracia.  Esta Venezuela que lucha en los centros de estudios universitarios y de educación media, en las organizaciones laborales, en los centros profesionales.

Es la lucha de los trabajadores en todos los niveles y el espíritu decidido de cambio de la mujer venezolana. De la mujer venezolana que lleva en su corazón el espíritu valiente de sus hijos que asumieron el compromiso de la libertad con ejemplar valentía. Unos y otros, sin distingos de ninguna índole estamos en esta actitud venezolana de una patria libre y soberana. De una Venezuela inteligente y próspera. De una Venezuela con la mano tendida al saber, a la dignidad y a la más viva causa de los ciudadanos libres.

Qué formidable el ejemplo de los estudiantes en estos tiempos de violaciones sistemáticas de los derechos fundamentales del ser humano. Ejemplar las lecciones de los jóvenes: varones y hembras, que sienten en sus venas el compromiso de la historia de Venezuela en plenitud de los derechos que  hacen posible la convivencia social en los valores y principios de la libertad. Qué trascendente la actitud estudiantil del espíritu soberano. De una patria venezolana que se vive en el accionar día tras día de levantar el tricolor nacional siete estrellas con el pulso firme de la causa noble de los pueblos que abrieron horizontes de libertad en el tiempo.

Hay un compromiso insoslayable de los venezolanos con sus estudiantes. Son ellos quienes asumen en el diario hacer la lucha por la  reinserción de los valores fundamentales de las libertades públicas. Ese compromiso tiene que abrir horizontes de cambio en toda la geografía venezolana con el pueblo en franca determinación de sus derechos fundamentales y el imperativo de la preservación de la vida. Esta es la unidad nacional, valiente y soberana.

El ejemplo de la lucha por la libertad en Venezuela no deja espacio para el reposo o la contemplación irresponsable. En estos tiempos de calamidades inimaginables en uno de los países más ricos del universo, pero sometido al bandidaje extremo de la corrupción, la mediocridad y la supresión de toda norma de conducta idónea administrativa.

Esta desgracia que se vive es por lo que  obliga a la lucha con los estudiantes para que Venezuela vuelva a transitar por el sendero de la libertad y la democracia. Para hacerlo realidad se requiere una oposición valiente, decidida y certera.

bello.rafael@yahoo.es

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La peste totalitaria

La vía libre de sombras sin destino