• Caracas (Venezuela)

Rafael Bello

Al instante

La gloria en multitudes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las voces se multiplican y el pulso se torna vigoroso. Aunque a cada instante la perturbación hiera el diario hacer de los ciudadanos por la supervivencia, hay un país que rechaza, al totalitarismo miserable y perverso, con la fuerza inagotable de su fe, en la determinación de los ciudadanos con las acciones constantes de calle y su ideario de libertad.

Hay firmeza relevante en el venezolano que lleva la libertad en el alma. Es la actitud decisiva en el tiempo que transcurre con la fortaleza vibrante de la juventud que no cesa en su llamado de unidad. De esa unidad militante y valiente en la calle, consecuente y perseverante. Y con ese sentimiento libre de la conciencia nacional,  se oyen las voces que retumban en una calle… en otra y otra calle. En todas las calles de los pueblos por donde transita a diario el descontento que une al país y se hace presente en la decisión de basta ya, cambio y fuera.

Nadie se acobarda. Venezuela lleva la libertad en la conciencia que enaltece la vida de sus hijos. La mujer vence obstáculos en la compañía de quienes autentican en cada una de sus acciones de lucha el gentilicio venezolano de la lucha soberna. Y unos y otros, jóvenes de siempre y pueblo sin miedo,  irrumpen por esos caminos de gloria de las multitudes con el llamado de la libertad en el alma y en la historia que deja enseñanzas en la posteridad para la preservación eterna de la patria soberana.

Esta es la Venezuela que está en las calles contra lo que destruye la vida de millones de seres humanos. La Venezuela que está en las calles en defensa de su patrimonio. De un pueblo que ya no deja para después su legítima pertenencia en un momento trascendente de su historia republicana, la de los derechos democráticos. Es la Venezuela de los estudiantes que han hecho historia en este tiempo con su heroísmo en las calles con el tricolor nacional siete estrellas en sus manos en su lucha contra el terror que les ciega sus vidas tempranas.

Gloria de multitudes que abren horizontes de libertad. Es la canción nacional que colma de virtud ciudadana en valores y principios de derechos insustituibles en afán de libertad y democracia. Es lo que jamás el terror dictatorial podrá vencer, por lo que está cada día más activo. Allí está el pueblo en las calles con la actitud de una Venezuela en los hombros de su juventud estudiantil y trabajadora en determinación de su destino libre.  

Se vive una constante situación de escasez y hambre en todos los estados de la República. La escasez de lo esencial para la vida, constituye la manifiesta expresión del fracaso en el ejercicio del poder. El fracaso que hambrea. El fracaso que ahora echa mano a las reservas internacionales ante la inminente actitud del cambio que corre a cántaros en los ciudadanos sin distingos de clase. Es una lucha con la presencia de la mujer y el hombre en ejemplo de la valentía que envuelve la actitud soberana de nuestra Venezuela. Por eso las calles son el trajinar diario de la imperativa necesidad de cambio democrático. Eso es así y los días que corren impulsan ese amanecer de gloria y paz.

La multitud es la conciencia nacional libre, democrática, valiente y en afán de cambio. Esa multitud ya camina las calles de siempre con el tricolor nacional siete estrellas flameando libertad. Es el llamado de la conciencia de la civilidad que no se detiene en su camino de cambio democrático.  La actitud soberana, militante y bravía de la libertad que estremece caminos a lo largo y ancho de la geografía venezolana.

bello.rafael@yahoo.es