• Caracas (Venezuela)

Rafael Bello

Al instante

En la calle decidimos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Vientos encontrados y hábiles marinos sortean las dificultades. El coraje y la intrepidez desafían los malos tiempos. Y el mal tiempo se disipa y la navegación sigue el rumbo para llegar al destino de la encomienda. Gallarda la embarcación avanza al punto franco de la lucha con la tripulación de la libertad, la convivencia y la paz de nuestra Venezuela de la libertad continental. 

Todos a salvo y cumplido el cometido. Los marinos saben capear las tempestades y en unión superar los malos momentos porque tienen la templanza del espíritu de la reciedumbre. Son avezados los marinos, más cuando en la navegación el cielo anuncia tormenta. Vamos con fe –dicen al unísono– toda la tripulación y el pasaje de la libertad. La libertad es unidad nacional en la calle. El puerto espera y la multitud avanza con el espíritu unitario que privilegia las inquietudes que no cesan en las calles donde el tricolor nacional siete estrellas es la insignia de la gloria. Las calles de Venezuela convocan las marchas de la democracia que vibra en la conciencia de la historia republicana. En las calles decidimos. 

En todas latitudes la decisión está tomada. Libertad y democracia marchan sin desviaciones ni alteraciones de la civilidad. Hay un pueblo que abrió horizontes de gloria en el tiempo y ahora está en el mismo camino de su historia aleccionadora. Somos los venezolanos de este tiempo los que tenemos en nuestras manos el destino de la libertad que nos legaron los héroes de la Independencia.

Qué inmensa es nuestra Venezuela en los momentos de dificultades. Cómo se agiganta un pueblo que nació para ser libre cuando se pretende torcer el curso de la historia de su destino republicano. Nadie destruirá la gran nación de la libertad continental. Se trata nada más y nada menos que de Venezuela con una juventud que estudia y lucha. Con sus trabajadores en afanoso empeño de transformación. Y con la fortaleza vibrante de la mujer venezolana que levanta su tricolor nacional siete estrellas con espíritu unitario de expresión inequívoca de soberanía.

Entonces, es ahora y no después. Es ahora cuando el llamado de la patria irrumpe en ventolera que abraza caminos y veredas a lo largo y ancho de nuestra geografía, lo que no deja lugar a dudas “Gloria al Bravo Pueblo”. Es en ello el llamado estudiantil que convoca al pueblo en general con el sentimiento nacional en preservación de la libertad de Venezuela.

Esta es la actitud soberana que no acepta desviaciones ni actitudes vacilantes porque se corresponde con el ideario de un pueblo que lucha y defiende la democracia como sistema de gobierno. La situación general por la que atraviesa el país demanda el accionar del pueblo en la calle en la vigencia del sistema de libertades públicas. Esa lucha conlleva la decisión de los venezolanos de un gobierno eminentemente democrático, por lo que la realidad es inocultable: crece el repudio al régimen totalitario y avanza el sentimiento general de libertad y democracia. Con la fuerza sin límites del viento el grito de Venezuela libre retumba en el alma de millones de hombres y mujeres. Son los venezolanos que deciden con su determinación soberana el destino democrático de la patria que los vio nacer.

Esta es la nación donde la libertad abrió caminos en el trajinar de la historia en el tiempo. La libertad sin intermediarios, solo en la razón y la voluntad de los venezolanos.

bello.rafael@yahoo.es