• Caracas (Venezuela)

Rafael Bello

Al instante

Valiente juventud venezolana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


El Táchira tiene hoy la fuerza de la lucha venezolana. No cae vencida la juventud tachirense, así como tampoco, en ninguna otra región del país. Pero no está sola la juventud porque la apoya, acompaña y admira el pueblo en toda la dimensión de la historia nacional.

No caen vencidas las mujeres que entonan: “Gloria al bravo pueblo” y lo llevan en su corazón de patria venezolana, así con la mano tendida al compañero de la misma causa de la libertad. Es un pueblo ejemplo para toda Venezuela. Y es el compromiso nacional que no desmaya por cuanto está presente, activo y ejemplar en la unidad, que es la causa persistente de la gloria que abre horizontes de triunfo. La unidad activa tachirense señala el camino de la democracia sin pausa. Unidos asumen ese compromiso por la democracia en todo el país.

La inteligencia no sucumbe ante la dominación de la crueldad que no cesa en la violencia contra la juventud venezolana. Esa violencia que usurpa y dispara contra ese movimiento glorioso de los jóvenes. Porque los jóvenes llevan el coraje de la libertad en el alma y no renuncian al sentimiento que abre horizontes por los cuatro costados de esta república soberana con las siete estrellas en nuestra Bandera de gloria nacional: las tres franjas del amarillo, azul y rojo: de la historia y autenticidad venezolana.

Esta es la Venezuela unitaria que avanza en lo que no tiene vuelta atrás: el sistema democrático. Una nación con una población en su mayoría joven está en una actitud de lucha y cambio democrático, por cuanto es lo que responde a sus expectativas.

Los momentos llegan y es por lo que ya está en camino el régimen de libertades públicas. Todo es cuestión de la movilización nacional para que el pueblo en actitud soberana oriente la vida democrática de la nación. La sociedad venezolana está en esa valiente actitud de movilización para que las libertades públicas retomen el destino de esta patria en una firme determinación existencial de soberanía.

La reconstrucción de este país demanda un gran compromiso en todas las dimensiones de lo posible para que esa reconstrucción sea posible en la nación que le tendió la mano a un continente en la democracia que abre espacios de paz. La República de Venezuela cuenta con la fortaleza de su juventud estudiosa y trabajadora. Esa fortaleza para producir los cambios exigentes que no admiten ya demoras. Son cambios para reencontrarnos con lo que demanda la modernidad, pero en la formidable actitud de unidad nacional que responde y representa el esfuerzo nacional para la reconstrucción del país. 

El espíritu de lucha de la juventud es un ejemplar sentimiento unitario en un momento en el que el espíritu nacional colectivo se expresa en la determinación activa y valerosa de los derechos a la libre determinación de los postulados democráticos.

He allí, entonces, esa valerosa actitud de la juventud tachirense. Es la fuerza que convoca, avanza y tiene la capacidad formidable de vencer obstáculos y unir una nación en la lucha contra la barbarie de la opresión. Esta es la lucha de los tachirenses que no se amilanan ante las dificultades. Es el accionar de la sociedad democrática en el empeño de abrirle a la nación el gran ventanal de las libertades públicas.

La misma lucha de los venezolanos que lo representa un sentimiento sin límites de libertad y democracia. Una lucha activa, valiente y perseverante.